El cara a cara entre el juez y el narco

|

VÁZQUEz Taín, juez a tiempo completo y escritor en horas libres, llevaba tiempo alejado de los focos; prácticamente desde aquel interrogatorio que lo aupó a los altares xacobeos en el que se pasó siete pueblos con el electricista, el chispas de la catedral que decidió que el códice Calixtino estaba mejor en su casa. El magistrado reapareció ayer en el programa de Ana Rosa Quintana en un cara a cara con Laureano Oubiña. El narco aseguró que era víctima del sistema judicial y que su imagen no se limpiaba ni con sosa cáustica. El juez no estuvo cáustico, pero podía haberle recordado que se manchó el solo y que el sistema judicial actuó ante el cheiro a porro.

El cara a cara entre el juez y el narco