EL CAPITAL

|

Da la impresión de que los diputados de Podemos y los casi cinco millones que le votaron no son españoles. El capital quiere reunir para formar gobierno al PP, PSOE, y Ciutadans, con el patriótico objetivo de seguir ganando pasta a nuestra costa, y pagar una mierda de impuestos. Sería tan normal como casar a un maricón con una tortillera, y ponerles una criada ninfómana. Pero el capitalismo, un ente que no tiene país sino paraísos fiscales, lo único que quiere es seguir chupándonos la sangre hasta el tuétano, y no tiene otra moral que acaparar riqueza por cualquier medio.  
Esos cabrones son los auténticos antipatriotas; no solo del nuestro, sino de cualquier país. Dos personas le dijeron a Rajoy en su cara lo que no pudimos muchos españoles; ya veremos si Sánchez, una de ellas, incumple y le da el poder al individuo al que llamó indecente, o tiene los cojones bien puestos. Tanto como el nacho de Pontevedra.

EL CAPITAL