FIN DE FIESTA

|

Los tradicionales fuegos artificiales de Amboage sirvieron ayer para poner punto final a las fiestas de verano de Ferrol. Sin contratiempos, miles de personas pudieron asistir a un vistoso espectáculo que ayudó a olvidar fallos como el de la no asistencia de la gran noria que tenía previsto instalarse en la zona de atracciones del muelle, el retraso en uno de los conciertos del Sánchez Aguilera debido a la inclinación por la acción del viento del escenario, y la postergación del espectáculo de la orquesta Panorama, también con motivo del viento. Pasados los festejos, no está de más hacer borrón de los imprevistos, que en todas partes los hay.

FIN DE FIESTA