El odio de Fernando Alonso a los supermercados

|

FERNANDO Alonso era un tipo que participaba en carreras de coches –aún participa–, ganaba esas carreras –ya no las gana– y conquistaba títulos mundiales –al no no ganar carreras, tampoco los conquista–. Ahora sale a los circuitos, da vueltas y algún día, muy de vez cuando, abandonan un montón de pilotos, el viento sopla a su favor, los caballos de su bólido se desbocan –la alineación de planetas de la que hablaba Leire Pajín–, logra meterse en los puntos. Pero él se resiste a dejar la fórmula 1 y lo confiesa sin ningún rubor: “Prefiero estar compitiendo que haciendo la compra en el supermercado”. Sus rivales están de acuerdo con él, mejor que esté sobre la pista que en casa, pues así saben que tiene un enemigo menos en la lucha por hacer un buen resultado.  

El odio de Fernando Alonso a los supermercados