Ferrol y sus números, una realidad ocultada

|

Con regular frecuencia suelen aparecer en la Red, principalmente en periódicos digitales, artículos que ponen a la ciudad por los suelos, siempre exagerando cifras y circunstancias negativas y por supuesto ignorando las positivas.
Semanas atrás otro lamentable escrito circulaba por las redes; aun sabiendo el medio que lo publicó y siendo imposible averiguar su autor, no vamos aquí a dar datos que aun encima contribuirían a difundir el panfleto y dar publicidad gratuita al “Sócrates de turno”.
Esta mala costumbre de ver “lo nuestro” con un profundo pesimismo, siendo habitual en España, en Ferrol bate todos los records. Una mala costumbre que hace un daño incalculable a todo el mundo, incluyendo a sus seguidores, que deberían darse cuenta de que quejarse sin aportar alternativas, no conduce a nada. 
Generalmente estas críticas se centran en la disminución de población, la precariedad laboral y la situación económica. La Unión Europea, en sus estudios demográficos, facilita datos oficiales que nos pueden servir como guía para conocer de un modo real la verdadera situación socioeconómica de nuestra ciudad con respecto al resto de España y Galicia.
Los criterios se establecen a partir de ciudades de más de cincuenta mil habitantes y sus Áreas Urbanas Funcionales (AUF), definidas teniendo en cuenta la movilidad de las personas por circunstancias laborales en el territorio abarcado y las condiciones de vida de sus ciudadanos.
Estos recientes estudios “Urban Audit” referidos al año 2.017, establecen en España 9 conurbaciones (Greater Citys), que se corresponden con las zonas de mayor concentración urbana; 70 Áreas Urbanas Funcionales (AUF) y 126 ciudades.
El Área Urbana Funcional de Ferrol (AUF Ferrol) está en la lista con una población de 150.041 habitantes, en Galicia, por detrás de Vigo, A Coruña y Santiago y por delante de Ourense, Pontevedra y Lugo por este orden. Con respecto al resto de España ocupa el lugar 43 del total de 70.
El índice de desempleo en nuestra ciudad es del 18,5% -algo menor en su (AUF)- por encima de la media estatal del 15,8, pero muy por debajo de otras Áreas Urbanas como Linares 43% de paro, Jerez de la Frontera 36, Córdoba 34,3, Cádiz 32,5, Las Palmas de Gran Canaria 28,4 o Sevilla con el 27,7 %.
En cuanto a Renta neta disponible por hogares, Ferrol consta en la lista con 25.639 euros anuales, ocupando el puesto 87 del total de las 126 ciudades estudiadas. La urbe con menor renta disponible es Torrevieja con 14.462 euros. Otras ciudades con menos renta que la nuestra son: Tenerife, Santa Coloma de Gramenet, Alicante, San Fernando, Torrelavega, Málaga, Elche o Benidorm
Los tercos números siempre son el mejor reflejo de la realidad, está claro que no estamos para echar cohetes, la recuperación sigue siendo asignatura pendiente, pero tampoco rozamos la pobreza ni mucho menos. Los negativos comentarios están fuera de lugar.
Vistos los datos es bueno reflexionar sobre el futuro y posibles mejoras; el panorama, a un año y para la década siguiente, no deja de ser esperanzador. En estos momentos se trabaja en un buque de porte medio para nuestra Armada y dos mega buques de transporte para la australiana, si bien es cierto que se perdió el contrato de fragatas para esta última, el impacto es relativo teniendo en cuanta que la construcción se haría en las antípodas. Además se ha firmado la esperada operación de corbetas para Arabia Saudí, lo que dará trabajo en el Sur y dejará el panorama despejado para la construcción integra en la Ría de las cinco nuevas fragatas españolas.
Las expectativas son todavía mayores teniendo en cuenta que la construcción de los nuevos buques supondrá una remodelación completa de los astilleros para ponerlos acorde con los nuevos avances tecnológicos, lo que supondrá hacerlos más competitivos en costes y tiempos ventajas que ahora tienen sus más directos rivales en el mundo. Este ambicioso proyecto solo se realizó en una ocasión dando lugar a una de las etapas más brillantes de la ciudad cuando se fundó la Sociedad Española de Construcción Naval (SECN). 
Esperemos que este futuro no se tuerza con políticas para olvidar como fueron las falsas reconversiones de los años ochenta del siglo pasado, precisamente con un gobierno del mismo color del actual. Esperemos también que en poco tiempo podamos votar a un alcalde gestor y no activista (según sus propias palabras) pues buena falta hará para consolidar esta recuperación.
 

Ferrol y sus números, una realidad ocultada