Estado de derecho

|

l Estado de derecho, esencia y fundamento de toda sociedad democrática y civilizada, significa que todo ciudadano y, por supuesto, los poderes públicos, están sometidos al imperio de la ley. La ley es igual para todos y todos están obligados a respetarla y cumplirla. No hay excepciones, pues ello supondría una quiebra misma del sistema que lo haría injusto y desigual. Resulta indiferente cual sea nuestro punto de vista sobre algún asunto, nuestro anhelo o nuestras expectativas. En un estado de Derecho todas las alternativas pueden defenderse pero con el límite del respeto a la ley. Si tomamos atajos, o pretendemos seleccionar que leyes cumplimos o cuales no, o relativizamos la exigencia de acatar la ley, estaríamos sembrando la semilla de la destrucción misma del sistema, porque cada uno pondríamos, a nuestro gusto, un límite personal y diferente al alcance e imperatividad de la ley. El Estado de Derecho nos hace iguales y quienes deciden no respetarlo, sencillamente se consideran asimismo diferentes y por encima de los demás.

Estado de derecho