TREMENDO 2012

|

En tiempo y forma el Gobierno anunció la subida de impuestos, la congelación del salario mínimo interprofesional y de los sueldos de los funcionarios. A esto hay que añadir las subidas que ya registran algunos de servicios básicos. Las hipotecas, los sellos, el gas y los peajes incrementaron sus tarifas. Y todo, teniendo en cuenta la pérdida de poder adquisitivo.
Ahora, un “consuelo”: Se revalorizan –¡me río yo!– las pensiones un 1% en términos generales, y hasta un 2,9% en las mínimas y no contributivas. Además, la luz no subirá … por ahora. Ni tampoco lo harán el butano o las tarifas de internet. El gas natural incrementa su factura un 0,5% de media en el primer trimestre, lo que supone para los consumidores una subida de 0,57 euros trimestral. El aumento del precio de los combustibles en 2011, frente a la caída del consumo de los mismos, se agrava en 2012 para los transportistas. El gasóleo profesional sube 2,8 céntimos el litro, lo que conlleva un incremento de la fiscalidad del 9,27% y a una recaudación para Hacienda de 250 millones.
Además las aerolíneas tienen que pagar por sus emisiones de CO2, tras su incorporación a la directiva de comercio de emisiones de la UE, lo que repercute en el precio de los billetes. El peaje de las autopistas del Estado sube una media del 3,2%, lo que supone el mayor incremento desde 2009. Lo que todavía está en el aire es el aumento en el precio de los billetes de Renfe, cuyo presupuesto se recorta en 200 millones. Correos ha incrementado el precio de los sellos un 2,86%, por lo que enviar una carta normal pasará a costar 0,36 euros.
El euríbor cerró 2011 en el 2,004%, lo que supone medio punto porcentual por encima del cierre de diciembre de 2010, lo que se traduce en un incremento del 33% en el índice que maraca las hipotecas, unos 360 euros al año.
La guerra de precios en los sectores de la alimentación y las telecomunicaciones son la cara amable de 2012. Las rebajas y las ofertas en supermercados se multiplican, y la cuota de abono de telefonía se congela en 13,97 euros.
Además, hablar por el móvil, mandar SMS o contratar ADSL es más barato en el presente año. El que no se consuela es por qué no quiere.
Mientras Alberto Martí Villardefrancos, presidente de la Cocina Económica de La Coruña, se las ve y se las desea par dar de comer a tantísimo necesitado.

TREMENDO 2012