PONER SOLUCIONES

|

Es evidente que la decisión del gobierno de encargar a Navantia la construcción de dos buques para la Armada Española es una magnífica noticia para el sector naval.
Una decisión que pone de manifiesto la sensibilidad del gobierno que ha querido poner soluciones, donde otros han dejado problemas. En el caso de Ferrol el BAM supone una inversión de 200 millones de euros, más de un millón de horas de carga de trabajo, y actividad para los próximos dos años y medio. Sin lugar a dudas, un alivio para una situación francamente compleja.
Es el tercer encargo que se materializa en los últimos cuatro meses. El pedido de la Armada se suma al contrato de construcción del flotel de Pemex, que supone una inversión de 150 millones de euros, y una carga de trabajo que supera también el millón  de euros, y al acuerdo alcanzado con la Armada de Turquía para el diseño, y equipamiento de un LHD que supone una inversión de 140 millones de euros y carga de trabajo superior a los 900.000 horas.
En definitiva, poco a poco, se empiezan a materializar contratos que están llamados a revertir la situación que el gobierno socialista dejó, después de 5 años sin un solo pedido para Ferrol.
Revertir una situación de la única forma posible: consiguiendo contratos. No me cabe ninguna duda de que, si hoy siguiese el PSOE en el gobierno de España, Ferrol ya habría sufrido el zarpazo de una nueva reconversión. Es lo que siempre han hecho. En los 80 y también en 2005. Y por eso, se descalifican a sí mismos cuando desde la sede socialista ferrolana se empeñan en criticar esta buena noticia. Se les ve fastidiados con el contrato.  Y no es de recibo que los que crearon el problema, se atrevan a criticar a quien está poniendo soluciones encima de la mesa. Soluciones que aún no son suficientes, evidentemente, pero que suponen un cambio de ciclo para el naval.
Vivimos el inicio de la recuperación de nuestro sector naval. No está siendo fácil, pero se camina en la buena dirección, logrando contrato tras contrato, hasta lograr el objetivo de todos, que es dotar de carga de trabajo suficiente a la plantilla principal y también a las auxiliares. Dotar de futuro a un sector del que depende toda una comarca. Poniendo soluciones, donde otros solo dejaron problemas.

 

PONER SOLUCIONES