Un corazón roto moviliza a los Tedax

|

Cuando ya ha cumplido 38 años y aún cree que con un filtro de amor va a recuperar a su amada, o es parvo o está tolo de todo. Los peritos forenses serán quienes tengan que dilucidar en cuál de esas dos situaciones se encuentra un alicantino cuyo despecho llevó incluso a que se movilizaran los Tedax. Un objeto abandonado en la estación de tren levantó sospechas de que se trataba de una bomba e intervinieron los policías antiterroristas, que descubrieron que no era más que un filtro de amor. Van a tener que espabilar las televisiones y promocionar mejor “First Dates” y “Mujeres, hombres y viceversa”.

Un corazón roto moviliza a los Tedax