GEYPERMAN

|

El creador de uno de los juguetes que mas cautivaron a las generaciones de niños españoles en las décadas de 1960 y 1970 Antonio Pérez Sánchez, fundador de la empresa juguetera Geyper y responsable, amén de otros éxitos, de los Juegos Reunidos y los muñecos “Geyperman” acaba de fallecer en Valencia, a los 94 años.

Fue enterrado en el cementerio general de la ciudad levantina. Toda España reconoce, aún hoy, el gran éxito internacional obtenido con los “Geyperman”, aquellos muñecos articulados que arrasaron en el comercio del juguete hasta entrados los años 80.

Pero don Antoio Pérez hizo mucho más. Por ejemplo, a mediados de los años 50 lanzó al mercado los walkie-talkies, inspirados en las aventuras de Flash Gordon, que pronto se convirtieron en el juguete que más solicitaban los niños de aquella época en sus cartas a los Reyes Magos.

Hoy, 70 años después, siguen comercializándose y en plena vigencia. Dos Antonio tuvo otro hito en su empresa: Los Juegos Reunidos, una idea sencilla, pero que significó un huracán de ventas. Se trataba de juntar varios juegos de mesa populares en coloridos estuches de diferentes tamaños y precios.

Pero sin ningún género de dudas, el producto estrella de don Antonio Pérez fueron los “Geyperman”, unos muñecos para niños de temática de acción que venían acompañados de un sinfín de accesorios. La actividad de Geyper cesó a finales de los años 80, pero en el año 2001 la empresa bilbaína Bizak obtuvo licencia para comercializar de nuevo los “Geyperman”.

El éxito de los juguetes de don Antonio fue tal, que hoy en día son objeto de coleccionista. En 2008, Luis Guardiola lanzó una edición limitada de “La enciclopedia visual de Geyperman”, muy buscada. A finales de 2011, tras conseguir los moldes originales, se lanzo una reedición especial de estos muñecos al precio de 60 euros. Llegados a este punto, cabe recordar a las grandes jugueterías desaparecida en La Coruña, que vendían los indicados productos: “El Arca de Noé”, “Bazar de Pepe”, “Bazar Freijido” y varias firmas coruñesas más del pequeño comercio de Marineda, en cuyos escaparates los muñecos de “Geyperman” alimentaban las ilusiones de los niños de las décadas de los 70 y 80.

Fue el canto de cisne del pequeño comercio de juguetería en La Coruña.

GEYPERMAN