¿FIN DE UN PROCESO?

|

El veredicto al que ayer llegó por unanimidad un jurado popular en el caso del homicidio del joven ferrolano Fernando Sánchez califica la actuación del principal acusado, un vecino de Pontedeume, de “proporcionada” ante el “miedo insuperable” y alude a la “legítima defensa” para decretar su absolución, así como la de su esposa, de la imputación de asesinato que presentó la defensa de la familia del fallecido. Las principales expectativas de esta última se centraban en las lógicas y legítimas aspiraciones a que la causa contribuyese a despejar la incógnita relativa, desde el mismo día de los hechos, hace ya casi tres años, a los motivos que llevaron a Fernando Sánchez a entrar en la vivienda particular. Circunstancia que sigue sin despejarse. Absueltos del delito de asesinato, lejos parece sin embargo la posibilidad de que la acción judicial haya terminado si se da la apelación.

¿FIN DE UN PROCESO?