Nelson y Churruca

|

No es la primera vez que les hablo en mis artículos de la ciudad inglesa de Porstmouth.  Allí pasé dos veranos maravillosos de mi juventud aprendiendo inglés, ciudad a la que regresé muchos años más tarde convertido en lo que comúnmente se denomina “un hombre”. Hay múltiples paralelismos entre esa ciudad y Ferrol. Ambas son bases navales de la “Royal Navy” y nuestra “Armada”. Allí tienen una ruta museística de primer orden; el “Museo del día D”, la visita girada al H.M.S Victory y el nuevo centro de interpretación del  “Mary Rose”, barco del Rey Enrique VIII. En Ferrol no andamos a la zaga. Nuestro Museo de la Construcción Naval, ubicado en el rehabilitado edificio de Herrerías, y el ampliado Museo Naval  situado junto al anterior, no tienen nada que envidiarles. A modo de anécdota, les puedo contar que en la zona de Gosport existe una pequeña calle que se llama “Ferrol Road”; prueba de la pasada relación guerrera entre ambos países. Pero si hay un hecho histórico que une a ambas ciudades es la Batalla de Trafalgar. En la zona del “Old Portsmouth” el visitante puede ver una escultura del Almirante Lord Nelson sobre unos escalones en los cuales aparece tallada la leyenda  “Here served Horatio Nelson, you who tread his footsteps, remember his glory.” (“Aquí sirvió Horacio Nelson, Ud. que pisa sus pasos, recuerde su Gloria.”). Mientras tanto, en Ferrol se encuentra el Obelisco de Churruca en un estado lamentable, sin limpiar la piedra, y parcialmente oculto entre vehículos. Ni siquiera existe un simple cartel identificador de una de las dos batallas navales más importantes de nuestra historia.
En el primer caso, los ingleses demuestran su respeto por sus héroes caídos en combate;  en el segundo caso, los españoles demostramos nuestro olvido por los nuestros. Mientras en Gran Bretaña existe un verdadero consenso político entre conservadores, liberales-demócratas y laboristas por los símbolos nacionales que les unen; en nuestro país, el complejo nacional del PSOE, la fuerte oposición de comunistas y nacionalistas y un ocasional despiste ideológico del PP, nos lleva a estas situaciones. Pero son tiempos de esperanza, en breve comenzarán las obras en los Jardines de San Francisco y Cuesta de Mella. Esperemos al resultado.

 

Nelson y Churruca