AGOSTO DE FUEL

|

Paseo por Ferrol. Retrato una vez más los buzos huérfanos tendidos al Sol en las rejas de unos astilleros que lloran, frustrados de impotencia ante los meses que acumulan mentiras de esos frívolos veraneantes VIP en yates de narcotraficantes. Mi vieja cámara fotográfica alberga en una tarde 63 fotografías de locales comerciales “en liquidación o venta “ que se vuelven objeto de reiteradas conversaciones con esos amigos que se han ido y se reencuentran con una ciudad a la deriva en este agosto. Llegamos al puerto y la indignación grita incrédula en las voces de quienes aún desconocían que el nuevo presidente de la autoridad portuaria ha tenido la ingeniosa idea de autorizar en la ciudad naval lo que han desechado en otras aguas ante la denuncia de contaminación, el “bunkering” para barcos fondeados que aparta a nuestra ría de ese proyecto ensoñado de saneamiento, turismo verde, deportes náuticos, pesca y marisqueo, vistas al horizonte para convertirla en una gasolinera flotante que evoca nombres de “Mar Egeo”, “Urquiola” o “Prestige” demasiado presentes en la memoria colectiva que, sin embargo, desafía de nuevo una Derecha ocupada exclusivamente en servir a ese diez por ciento que ha incrementado su fortuna en la crisis a costa del empobrecimiento de un noventa por ciento.
Mientras alguna oposición o desde Ares o los representantes de Golfo Ártabro o los mariscadores entonamos un “Nunca más” en contra de una actividad que no podemos permitir, silencios cómplices comprados por un agosto de veraneo están dispuestos a vendernos de nuevo. Como si nada hubiésemos aprendido. De nuevo expedientes falseados, correos internos que hablan de “desbloquear políticamente” el “bunkering” letal, autorizaciones rápidas dictadas a esa Derecha que se financia con sobresueldos del mejor postor que luego comprar negocios que esclavizan al pueblo.
Y mientras, nos distraen con los festejos, cuya adjudicación se publicaba misteriosamente antes de abrir las ofertas en la mesa de contratación. La misma técnica que el peñazo de Gibraltar . Los mismos protagonistas con diferentes caras. El mismo veraneo frívolo mientras nos hunden. No lo consentiremos.
Beatriz Sestayo Doce es abogada, secretaria gerneal del PsdeG-PSOE de Ferrol y parlamentaria autonómica

 

AGOSTO DE FUEL