Otro rotundo éxito de la Marea gracias al Dillo ti

|

XULIO Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira, debe estar cada día más contento con las ideas de su alter ego, Iago Martínez. No solo desencadenó una tormenta que empapó a la Marea, nacía pa’ganá, con sus insultos a los funcionarios y la oposición, sino que ahora, con el verano a la vuelta de la esquina, otra ciclogénesis ha puesto pingando a la xente do común. Resulta que el Dillo ti, la genialidad de su compañero de viaje a Vigo en el coche de la Policía Local para “desordenar” el movimiento vecinal y contrarrestar los efectos nocivos del PP, el PSOE y el Beneguai, es además pura propaganda política y, por lo tanto, no tiene cabida en período preelectoral. Si la psicomotriz Claudia Delso ya se las había arreglado para tener poco trabajo, ahora puede que hasta se canse de estar mano sobre mano. ¡Ay, esta Junta Electoral, qué poco piensa en la felicidad de los coruñeses! 

Otro rotundo éxito de la Marea gracias al Dillo ti