Las bandas de cuatreros se asientan en Galicia

|

UNO oye la palabra cuatrero y piensa en el Oeste, en una vaquerada, en John Wayne, en un malo ahorcado, en un bueno al que le hicieron la jugada del pailán para hacerlo pasar por malísimo y que también va a acabar colgado, aunque al final se descubre el montaje, queda libre y se casa con la chica. Pero resulta que también hay cuatreros enxebres, que por Ourense se reproducen desde hace una temporada como si aspirasen a ganar un premio de natalidad. Los robos de ganado se duplicaron en esa provincia en los últimos cinco años, pasando de los 43 registrados en 2011 a los 93 contabilizados el año pasado. Ahora eso sí, más que caballos y vacas suelen robar gallinas, pollos, cerdos y hasta abejas. Es el cuatrerismo 3.0, no cabe duda... y eso que en media Galicia no hay banda ancha. 

Las bandas de cuatreros se asientan en Galicia