UNA PROTESTA POCO HABITUAL

|

Hay determinados colectivos que no son nada dados a salir a la calle y ponerse tras una pancarta. Sin lugar a dudas, el de los abogados podría integrarse en este grupo poco dado a la movilización. Por ello, adquiere más relevancia si cabe la manifestación que se celebró ayer en las principales ciudades del país en contra del proyecto del Gobierno de cobrar una elevada tasa por determinados actos judiciales. Los togados no están en contra de que se aplique algún tipo de cargo, pero consideran que las cantidades que maneja el ejecutivo son tan elevadas que provocarían incluso la paradoja de tener que pagar 300 euros para recurrir una multa de 200. La Justicia no puede ser un recurso solo para personas con dinero puesto que perdería todo su sentido. Tal vez, en este caso, el Gobierno debe reflexionar y dialogar con los profesionales.

UNA PROTESTA POCO HABITUAL