Más coincidencias

|

Pedro Solbes, antiguo ministro de Economía es  actualmente miembro del consejo de administración del grupo energético Enel y asesor del negocio en Europa de Barclays Bank.
Su sucesora Elena Salgado, ocupa un alto cargo de la filial chilena de Endesa.
Se trata de multinacionales radicadas  en el extranjero para soslayar la legislación actual que impide a los exministros trabajar para una empresa privada durante los dos años posteriores a abandonar el cargo.
Por su parte, Felipe González trabaja para Gas Natural Fenosa y es un defensor de las centrales nucleares.
Puedo dar más ejemplos y por todo esto crece en la militancia socialista la necesidad de recuperar las viejas y necesarias señas de identidad, lo que agranda la brecha con su dirección estatal.
¿O es qué hay  dudas sobre los motivos por los que estas multinacionales fichan a estas personas?

Más coincidencias