Espinar insiste en hacer de punchingball

|

EL novel especulador inmobiliario Ramón Espinar haría bien en volver a los asuntos del ladrillo, que, al final, le dejan un pastón y puede andar de mariscada, aunque sea barateira, por la Galiza ceive, porque en la política y en las redes sociales le caen continuamente las del pulpo –que, por cierto, podría incorporarlo a su menú enxebre, aunque solo sea por solidaridad–. Esta vez se pasó por Telecinco, por el programa de Ana Rosa Quintana, que no se caracteriza precisamente por ser un ring de boxeo, pero, ¡cómo no! apañó una malleira. Al polifacético podemita –tiene cargo en el partido, es diputado autonómico, senador...– no se le ocurrió nada mejor que afirmar que el artículo 155 “dinamita la Constitución” y, en una demostración de sus amplios conocimientos de historia, asegurar que el Estatuto de Cataluña es anterior a la Carta Magna... La paliza dialéctica está más que merecida por decir semejantes majaderías.

Espinar insiste en hacer de punchingball