EL DERBI

|

El encuentro entre los dos primeros clasificados de la liga, Partido Popular y Podemos, se presenta reñido. La expectación es enorme y el resultado incierto, porque será su primer partido.
Pero veamos los antecedentes deportivos: Uno.- Corrupción: A feixes. El Otro: Cero. Ligas ganadas.- Uno: Algunas (Incluso por goleadas: mayoría absoluta). El Otro: Ninguna (hasta el momento). Fichajes.- Uno: Ases deportivos (mejor no mencionarlos). El Otro: De la cantera (sin contrastar). Títulos ganados.- Uno: Demasiados (para algunos). El otro: Ninguno (recién ascendido). Dejémoslos así. Hay dudas sobre la calidad del árbitro del encuentro. ¿Será casero o no? Los entrenadores se temen, no repararán en alinear lo que tengan, y se espera “leña” y que jugarán al ataque (ya lo están haciendo). Pero la afición –dividida– ¿quién coño querrá que gane? Queridos aficionados: esa es la madre del cordero. Ahora hay que esquilar.

 

EL DERBI