Cae en Noruega una ballena espía rusa

|

Encontrar parecido entre una parrocha y James Bond es bastante complicado, así que será difícil que Galicia llegue a tener algún día una bandada de peixes espías. Tampoco es fácil ver similitudes entre 007 y una ballena, ni siquiera pensar en que el agente se líe con una, pues es hombre de gustos exquisitos. Pero como los rusos están más acostumbrados a los cuerpos voluminosos –de alguna manera hay que protegerse del frío– se han montado una división de cetáceos espía, uno de los cuales ha sido descubierto en Noruega. Veremos si cuando lo interroguen canta... y resulta que era una diva de la opera de Moscú que hacía submarinismo.

Cae en Noruega una ballena espía rusa