El Gobierno trabaja en el pasaporte vacunal para garantizar una movilidad segura

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, en una rueda de prensa | fernando villar
|

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, aseguró ayer durante su visita a la ciudad madrileña de Alcalá de Henares que “el Gobierno está trabajando en instrumentos para garantizar una movilidad segura cuando sea posible”, en particular en lo referido al pasaporte vacunal en el que llevan “semanas trabajando varios ministerios”.


“No solo lo estamos haciendo en el marco del territorio nacional, sino también lo estamos haciendo en el seno de la Unión Europea y en coordinación con otros países de la OCDE”, explicó la ministra tras una reunión de trabajo con alcaldes de la zona este de Madrid, donde recordó que el futuro sin Covid-19 está “cada día más cerca”.


La ministra confió en que esta iniciativa multilateral logre poner sobre la mesa “protocolos comunes” para que, cuando se pueda desarrollar la movilidad tanto nacional como internacional, se pueda hacer bajo los parámetros de “total seguridad y garantizando las condiciones socio sanitarias adecuadas para que se pueda disfrutar de los viajes”.


Maroto, quien reclamó prudencia, “porque aún quedan semanas duras”, reiteró que la prioridad del Gobierno es combatir la pandemia, “y el proceso de vacunación y la aceleración de vacunas nos dará también un marco para ir adaptando las medidas de movilidad a este nuevo contexto”.


No obstante, la Organización Mundial de la Salud (OMS) volvió a desaconsejar que, por ahora, se pida un certificado de inmunización contra el Covid-19 para poder viajar entre países, ya que, a su juicio, esta medida podría restringir aún más los viajes.


Así lo señaló el director de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Michael Ryan, durante una rueda de prensa, en la que recordó que todavía no hay suficientes datos para garantizar que la vacunación va a interrumpir la transmisión del coronavirus.


“Una vez que tengamos vacunas de segunda o tercera generación, la vacunación contra el Covid-19 sí se podría incluir en una estrategia a largo plazo de control de la enfermedad y de prevención de la misma, como ya se hace desde hace muchos años con la vacunación de la fiebre amarilla”, apostilló Ryan.


Discrepancias

Sin embargo, el enviado especial de la OMS para el Covid-19, David Nabarro, subrayó que cree que “será importante” que se introduzca algún tipo de certificado de vacunación a medida que se reanudan los viajes internacionales.


“Tengo la absoluta certeza de que en los próximos meses tendremos mucho movimiento y las condiciones en las que la gente puede moverse de un sitio a otro, algún tipo de certificado de vacunación, sin duda será importante”, declaró a Sky News.


Nabarro subrayó que es clave que los países sean transparentes en sus datos e indicó que solo se podrán formar “burbujas” para viajar entre territorios en caso de que tengan niveles similares de vacunación y de restricciones contra el coronavirus.


El Gobierno británico indicó ya que estudia, junto con otros países como Estados Unidos y Singapur, la posibilidad de impulsar un documento de viaje que certifique que se está libre del virus.


Sin embargo, el primer ministro birtánico, el conservador Boris Johnson, reiteró ayer que descarta introducir un certificado o “pasaporte” de inmunización a nivel nacional, entre conjeturas en la prensa de que podría requerirse algún tipo de prueba para poder hacer actividades cotidianas como ir al “pub”. 


España dispondrá de cuatro plantas para fabricar vacunas contra el coronavirus


El secretario general de Industria y de la Pyme, Raúl Blanco, indicó que “en España va a haber, al menos, cuatro plantas de la industria farmacéutica que van a fabricar las vacunas del coronavirus” y “eso es una buena noticia”.


Blanco señaló ayer que, además, “en España hay proyectos, hay empresas con capacidad para fabricar no sólo la vacuna, sino ampliar el rango en el que estaban trabajando”, primero en animales y luego entrar en vacunación humana.


A juicio del secretario general de Industria, España tiene capacidad para incrementar su autonomía en la fabricación de vacunas contra el coronavirus y hacerlo dentro del marco europeo.


En ese sentido, subrayó la importancia de que Europa tenga “soberanía industrial”, algo que señaló es absolutamente necesario, como se vio tras el estallido de la pandemia con los equipos de protección individual (EPI) o los respiradores, y ahora con la fabricación de vacunas.


Una soberanía industrial que, según Blanco, se tiene que entender por “garantizar capacidades industriales que permitan responder ante las amenazas e incertidumbres”, ahora la pandemia. 

El Gobierno trabaja en el pasaporte vacunal para garantizar una movilidad segura