Antonio Golpe| “Mi apuesta es mantener todo lo que funciona y ampliar las opciones culturales”

Antonio Golpe concejal Cultura
|

Antonio Golpe reconoce que la labor de su antecesor en estas áreas, Suso Basterrechea, es valorada por la ciudadanía y que forma parte de un gobierno “corto” en número. Sin embargo, se marca el objetivo de llegar a acuerdos y consolidar un proyecto, que pueda tener continuidad si se alcanza un consenso en el modelo de ciudad que se quiere.

Aterrizó en el Concello con poco tiempo para preparar su primer examen, las fiestas de Ferrol... ¿Esta satisfecho de la programación?
He tenido que enfrentarme a una formación acelerada, que todavía no he completado. Cada cuatro años se plantea este problema por el calendario electoral pero con la colaboración de muchas personas, incluso del concejal anterior, era necesario que la ciudad no se quedase sin fiestas y, aunque quedan flecos que están en contratación o haya algún cambio de última hora, en líneas generales está todo listo. Cuando evaluemos el resultado, veremos si estamos o no satisfechos pero en principio hemos salido del túnel y, aunque habrá defectos, lo hemos encaminado y vemos la luz.

Ferrol ya ha iniciado ese camino festivo el pasado fin de semana con Equiocio o la Feria Medieval, ¿Cómo valora sus resultados?
Todos estos actos contribuyen a hacer Ferrol y son eventos ya consolidados, que ayudan a que la ciudad tenga vida y crea en sí misma. Necesitamos autoestima, ver que se hacen cosas y que la gente sale a la calle y se divierte porque lo fundamental es hacer Ferrol. La Feria Medieval fue un éxito, siempre funciona y ha sido muy variada. Ferrol Vello necesita revitalización y ver tanta gente en un polo de desarrollo como es la zona del puerto es importante. La feria ha contribuido a ser “punta de lanza”, nunca mejor dicho, para empezar en el ambiente de fiestas.

Una de las áreas fuertes de sus responsabilidades es Cultura. En el pasado mandato se ha hablado mucho de que Ferrol se ha puesto en el mapa de circuitos musicales en los que antes no figuraba, ¿cuál será la política cultural del mandato?
Comenzaremos por evaluar lo que se ha estado haciendo. Es cierto que hay una sensación de que el ámbito cultural funcionaba bien y estaba bien tratado, era valorado, más allá de aciertos o errores que todos tendremos. Por eso, intentaremos mantener lo que funciona, con retoques. Desde mi punto de vista me gustaría fomentar más cuestiones como la ópera. Porque Ferrol fue puntero en actuaciones musicales pero también debe potenciar ópera o teatro, dentro de las posibilidades de un espacio pequeño como el Jofre. Abrir el abanico, porque si se ofrece ópera u otras opciones, lo que se hace es aportar y dar más posibilidades.

Y Semana Santa, Pepitas y otras celebraciones tradicionales...
Habrá una total colaboración. Lo que funciona, mejor no tocarlo y si se hace que sea para darle un empujón más, dentro de las posibilidades presupuestarias del Concello. Es un activo para Ferrol y no es ya cuestión de ideologías, sino de hacer ciudad.

En cuanto a instalaciones culturales, todavía está pendiente la apertura del museo de Mella.
“Piano, piano”, hay que ir poco a poco, partir de la humildad porque hay cosas que desconozco en qué situación se encuentran y habrá que ir tomando decisiones pero sin prisas.

En un mes también abrirán las puertas los centros educativos, que corresponden también a sus responsabilidades. ¿Está todo a punto?
El mantenimiento de los colegios es una cuestión que preocupa y se está estudiando la posibilidad de hacer un contrato para el mantenimiento conjunto de todos los centros, porque fórmulas anteriores de darle a los colegios el dinero y si sobraba abordar otras obras no es eficiente. Debe haber una conservación integral y preventiva, porque si no cada verano se dará la misma situación. De momento, aguantaremos el tirón y haremos las cosas más urgentes desde el propio Concello para poder formalizar un contrato que abarque todos los colegios y esperamos cerrarlo lo antes posible.

Aunque el Concello apenas tiene competencia educativa, es evidente que la Universidad tiene mucha relación con lo que se haga en la ciudad...
El alcalde en la visita a la Universidad fue claro y marcó la línea total colaboración con la Universidad, ya que es un elemento de desarrollo de la ciudad y puede traer muchas cosas positivas. Hay que mantener sinergias con la empresa privada, pública, el astillero 4.0. y seguiremos esa línea y haremos todo lo que el Concello pueda para contribuir.

Sí que dependerá del gobierno local a qué se destine el Sánchez Aguilera, donde se contemplan espacios universitarios
Se hablaba de varias opciones: residencia, laboratorios, etc, pero la propia Universidad definirá sus necesidades. Urbanísticamente hay espacios para la Universidad y el plan es cerrar cuanto antes el convenio, porque no podemos perder diez años más y los enfrentamientos llevan a una paralización que ha sido nefasta. Ferrol necesita empuje y acuerdos y no perder más trenes, que ya ha perdido bastantes.

En otra de sus áreas, Deportes, ¿prevé actuaciones en las instalaciones municipales?
Es cierto que las instalaciones municipales tienen muchos años, como el pabellón de A Malata, que se fue retocando y se ha invertido dinero, pero son instalaciones que tienen un uso muy continuado. El área de FIMO, A Malata y A Cabana forman un gran espacio deportivo para adecuar, con un gran potencial, para deportes náuticos, fútbol, baloncesto, esgrima... y hay que ir potenciándolo ordenadamente... También está a punto de concluir la gestión de la piscina de A Malata y habrá que sacar un pliego nuevo y darle una vuelta a las instalaciones, para ver las posibilidades que tiene de crecer.

Las subvenciones siempre son un caballo de batalla en esta área. ¿Cómo se afrontarán?
A veces hay muchas necesidades y el dinero no alcanza tanto. La primera responsabilidad de la administración local es potenciar el deporte base, pero también conjugarlo con deportes que por su nivel e impacto en la sociedad hay que ayudarlos en la medida en que se pueda. El problema es que en 2019 se están pagando ayudas de 2018 y eso puede obligar a replantear las subvenciones. Al deporte base poco se le puede ajustar y habrá que hacer ejercicio de responsabilidad o solidaridad de los que más reciben. l

Antonio Golpe| “Mi apuesta es mantener todo lo que funciona y ampliar las opciones culturales”