Los proyectos del programa Emprende en Feminino se plasman en realidades

Las participantes adquieren conocimientos y herramientas para promover su negocio
|

Las participantes del plan de ayudas “Ferrol Emprende en Feminino” iniciaron ayer su etapa formativa en las instalaciones de la Casa da Muller con el objetivo de desarrollar su modelo de negocio.
El programa, puesto en marcha por la concejalía de Muller, convocó un total de 15 ayudas económicas y 30 plazas para la realización del curso. En él las asistentes reciben, de manera gratuita, conocimientos y herramientas para conseguir desarrollar sus proyectos a nivel empresarial y comercial.
Entre ellos destaca un centro multidisciplinar de terapias, una tienda de productos ecológicos, un establecimiento de repostería creativa, una tienda de juguetes y de innovación tecnológica, una empresa de fiestas infantiles y de organización de eventos, un portal de cuestiones turísticas y una tienda de productos de comercio justo y solidario, entre otros.
Durante la jornada de ayer se impartieron las primeras clases sobre posicionamiento digital y en el mercado, ahorro de costes publicitarios y desarrollo de la marca personal y de negocio. Al mismo tiempo que las mujeres toman contacto con estas herramientas, van diseñando su plan de negocio bajo supervisión.
La concejala recordó que esta iniciativa se trata de una experiencia piloto nunca antes llevada a cabo en el municipio, pero que la buena acogida del programa empuja a continuar con ella durante el próximo año, probablemente incrementando el número de plazas disponibles. De esta manera no solo se busca ayudar a cada una de las mujeres que participan y crear empleo entre ellas, sino también impulsar y dinamizar socioeconómicamente la ciudad.
Tras esta primera fase, se pasará a la presentación de proyectos el 14 de julio con el objetivo de poner en marcha los negocios ya durante este mismo año. Para ello también existe a disposición de las interesadas una bolsa de alquiler de locales a precios asequibles.

Los proyectos del programa Emprende en Feminino se plasman en realidades