El PP desliga su apuesta por Aguirre y Cifuentes del caso del ático de González

|

Pese a que el propio Ignacio González lamentó que una “campaña orquestada” haya condicionado que el PP no apueste por su candidatura a la Comunidad de Madrid, los populares se desmarcan de ese argumento y aseguran que la decisión se tomó antes de que volviera a resurgir el escándalo del ático.

Y es que no se ha elegido cualquier nombre. Creen los populares que tanto la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, como la presidenta de los populares madrileños, Esperanza Aguirre, tienen suficiente tirón para ganar la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid, y eso, según las fuentes consultadas, es lo que más ha pesado en la decisión.

Desde la dirección de los populares defienden que el tándem Cifuentes-Aguirre es “muy potente”. Aguirre estaba situada en las encuestas mejor que cualquier otro candidato para ganar el Ayuntamiento madrileño y el valor de Cifuentes, a quienes los sondeos colocaban en igualdad de condiciones que otros posibles aspirantes, es que representa el aire nuevo que se necesita en Madrid.

Cifuentes, admiten diversas fuentes del partido, es la renovación que parecía obligada y que no llegaba de la mano de la Aguirre, aún siendo esta la apuesta “más segura” con la que creen contar los populares para el Ayuntamiento de la capital.

Es decir que, como ya anunciaba el vicesecretario de Organización, Carlos Floriano, el pasado lunes, se han tenido en cuenta muchos y diversos elementos.

Pese a que esta elección ha coincidido con las nuevas denuncias relacionadas con el ático de Ignacio González en Estepona, desde el PP se insiste en que nada ha tenido que ver esa polémica.

Mientras, el partido de Mariano Rajoy da por cerrado el episodio con llamadas a la unidad desde el propio PP madrileño.

El silencio de las dos candidatas marcó la jornada de ayer, y apenas se hicieron más comentarios desde las filas populares, más allá de algunas voces desde el PP regional.

Sí ha seguido comentando la designación la oposición, que incidió en que Aguirre y Cifuentes no suponen ninguna renovación de políticas y auguró al tándem el fracaso en las urnas.

El PP desliga su apuesta por Aguirre y Cifuentes del caso del ático de González