Bárcenas asegura que ha seguido el consejo de Rajoy y ha sido “fuerte”

|

El extesorero del PP Luis Bárcenas afirmó ayer al abandonar la cárcel de Soto del Real después de 19 meses, tras el pago de una fianza de 200.000 euros, que el PP nada tiene que temer en estos momentos de él.

“No tengo ningún mensaje para Mariano Rajoy, yo le he hecho caso y le doy las gracias: Luis ha sido fuerte de verdad. Le he hecho caso y he sido fuerte”, dijo a los periodistas.

En su primeras declaraciones a los periodistas tras abandonar la cárcel, el extesorero popular aseguró que tampoco tiene mensajes para su antiguo partido:” El PP no ha tenido nada que temer de mí, ni nada tiene que temer en estos momentos”.

“No tengo mensajes para nadie; de entrada no tengo móvil en estos momentos y lo que quiero es recuperar el año y medio de vida que he perdido aquí”, dijo Bárcenas preguntado sobre si tenía algo que decirle a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

Bárcenas abandonó la prisión acompañado por su hijo Guillermo, quien regresó al centro sobre las siete de la tarde después de estar al mediodía casi dos horas esperando la salida de su padre.

La familia del extesorero reunió los 200.000 euros de fianza, cantidad que fue depositada ayer en una cuenta del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, que fue el que decretó su ingreso en prisión el 27 de junio de 2013 por su imputación en el caso “Gurtel”.

convención nacional

El PP celebra este fin de semana su primera gran cita del año, la convención nacional, un evento sobre el que planea la sombra de Bárcenas, ante la posibilidad de que su salida de la cárcel pueda hacer más daño al partido.

Los populares han preparado una convención centrada en la recuperación y en las reformas acometidas por el Gobierno de Mariano Rajoy, que bajo el lema “Juntos por un gran país” pondrá en valor la gestión de estos tres años; subrayará la vuelta al crecimiento económico y la mejora de los datos de empleo, y también insistirá en que en este período se han mantenido los servicios esenciales.

Será también el primer gran foro en el que hacer campaña de cara a las citas con las urnas de este año, y el PP se presentará como el partido de la estabilidad frente a la incertidumbre que, dirán, supone Podemos, o la falta de propuestas y la división interna del PSOE.

Pero el mensaje que quiere dejar el partido de Rajoy este fin de semana en Madrid puede quedar eclipsado con la puesta en libertad de Luis Bárcenas.

En los últimos días todos los dirigentes del PP que han hablado de este asunto se han empeñado en recordar que el extesorero es un delincuente sobre el que debe caer todo el peso de la justicia y en que, si hubo una caja B era exclusivamente suya, y no del partido.

Unos y otros admiten que Bárcenas ya ha dañado mucho la imagen del PP, pero insisten en sus declaraciones en que no temen su salida de prisión, aunque está por ver si el extesorero aprovechará su libertad para hacer apariciones públicas y cargar contra sus antiguos jefes y contra el partido en el que trabajó durante décadas.

Por otro lado, la portavoz de UPyD, Rosa Díez, aseguró ayer que la puesta en libertad del extesorero del Partido Popular pone en evidencia la falta de recursos de la justicia, ya que ha habido que “soltarle” sin haberle juzgado.

Lo que más le preocupa a Rosa Díaz de la puesta en libertad de Bárcenas es que “se haga justicia con los responsables de un desfalco a los ciudadanos”.  

Mientras, el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, declaró ayer, respecto a la excarcelación de Bárcenas, que respeta “profundamente” las decisiones judiciales.

Bárcenas asegura que ha seguido el consejo de Rajoy y ha sido “fuerte”