Cristiano Ronaldo rescata al Real Madrid de la esquizofrenia

mourinho da instrucciones a iker casillas, que finalmente tuvo que jugar por la expulsión de adán efe
|

Un doblete de Cristiano Ronaldo marcó un partido en el que el portugués tiró de un Real Madrid al borde de la esquizofrenia, ante una Real Sociedad que desaprovechó un triplete de Xabi Prieto (4-3) y jugar en superioridad numérica por la expulsión de Antonio Adán, el día que la afición blanca se posicionó del lado de Casillas y contra Mourinho.

El primer partido de 2013 en el Santiago Bernabéu pasó factura a Mourinho. Por primera vez desde que llegó, la afición silbó masivamente su nombre cuando fue nombrado por megafonía. Los 16 puntos de distancia con el Barcelona y el pulso público evitable con el capitán Iker Casillas agotan la paciencia del seguidor blanco. El técnico fue señalado.

Por si hubiese pocos alicientes, el Real Madrid acusó los nervios de una defensa de circunstancias y la temprana expulsión de Antonio Adán, a los seis minutos, tras un error del canterano en un despeje con los pies.

Y eso que a los dos minutos ya sacaba provecho de la endeblez defensiva de la Real. Khedira asistía con precisión entre líneas a Benzema, que en el primer balón que tocaba firmó un gol cruzando su disparo a Bravo.

Sin Sergio Ramos, Pepe, Raúl Albiol, Marcelo ni Coentrao, la imagen de la defensa madridista era un drama. Essien de lateral derecho, Arbeloa desubicado en la izquierda y dos centrales como Varane y Carvalho que sufrieron como nunca. A los seis minutos un mal despeje de Adán acababa en cesión de Carvalho y un penalti claro al mexicano Vela le costaba la expulsión.

El ‘santo’ de Iker sigue más vivo que nunca. Nunca un estadio había celebrado la expulsión de uno de sus jugadores. Ayer lo hizo. Por desgracia para Adán, que poca culpa tiene al estar en medio de la batalla entre técnico y capitán. Se celebró como un gol el momento en el que Casillas pisó el césped pese a que nada pudiese hacer ante el buen golpeo de Xabi Prieto.

La Real Sociedad ya se había adueñado del duelo. Cada ataque donostiarra hacía temblar a la zaga blanca. En esas es cuando crece la imagen de Cristiano Ronaldo. Ayer capitán y voluntarioso. Sin medir esfuerzos.

El orgullo del portugués tiró del Real Madrid. Khedira perdonó un mano a mano en el minuto 34 y segundos después se desquitó con un gol de tacón. Al borde del descanso, ya había empatado de nuevo Prieto.

Le faltó personalidad a la Real para ir a por el triunfo. Se olvidó de que jugaba con un hombre más y pensó que el empate no era malo en el Bernabéu. En la segunda parte fue cediendo metros ante un rival que acabó empujando para salir de su crisis.

Cristiano se quedó solo en el esfuerzo pero sus continuos intentos de disparos tuvieron su premio. A los 67 minutos Benzema vio su desmarque, le picó el balón y el portugués, con la zurda, superó la salida de Bravo.

A la heroica el Real Madrid volvía a adelantarse en el partido y Cristiano decía su última palabra a balón parado. El tercero de Xabi Prieto, apenas sirvió para engrosar la estadística.

 

Cristiano Ronaldo rescata al Real Madrid de la esquizofrenia