Seaquarz recibe a potenciales clientes de Europa, Oriente Próximo y Australia

SEAQUARZ
|

Seaquarz, la empresa puesta en marcha por los extrabajadores de Privilege, está preparada para comenzar a producir. Se ha realizado ya la puesta a punto de la maquinaria y la próxima semana se arrancará toda la cadena productiva para comenzar a fabricar los primeros tableros de cuarzo compacto. Están avanzadas algunas gestiones comerciales con el fin de iniciar la exportación del producto y, de hecho, de aquí a final de mes están previstas visitas de potenciales clientes procedentes de Italia, Holanda, Arabia Saudí y Australia.
Apenas tres meses después de que la sociedad constituida por los extrabajadores formalizase ante notario la compra de la planta, situada en el polígono naronés de As Lagoas, se han incorporado a la vida activa unos 30 de los 39 socios y en lo que resta de este mes y el próximo febrero lo harán en su totalidad. Atrás quedan más de dos años de lucha por salvar una actividad industrial que, confían, podrá llegar a sostener otros 40 puestos de trabajo más cuando se encuentre a plena producción.
Seaquarz, fabricante de tableros pétreos destinados fundamentalmente a encimeras de cocina, prevé destinar a la exportación más del 90% de la producción. El interés que han demostrado diferentes grupos empresariales del extranjero, entre ellos los de los países citados que han concertado visitas para las próximas semanas, corrobora el plan de negocio diseñado por los trabajadores. La comercialización del producto como “marca blanca” para grandes distribuidores se perfila como la vía de salida más importante.  
Los nuevos gestores de la planta confían en poder demostrar en poco tiempo que su proyecto empresarial es sólido. Desde que los anteriores responsables de la compañía, los italianos del grupo Godi, la llevaron a la quiebra, sus extrabajadores han defendido que hay nicho de mercado y que el negocio es viable. Según sus planes, en el primer año de actividad alcanzarán una producción de 150.000 metros cuadrados de tablero de cuarzo compacto, pero más adelante ese volumen se duplicará. Con la fábrica en marcha, las puertas están abiertas también a algún nuevo socio inversor. n

Seaquarz recibe a potenciales clientes de Europa, Oriente Próximo y Australia