Investigan la muerte por electrocución de una joven después de tocar una farola

|

El Ayuntamiento de Santiago y la empresa concesionaria del alumbrado público, Ferrovial-Ferroser, estudian las circunstancias en que se produjo la muerte por electrocución en la madrugada de ayer de una joven de 14 años cuando tocó una farola.

El alcalde de Santiago, Agustín Hernández, mostró sus condolencias a la familia de la chica y explicó, en declaraciones a los informadores, que el “terrible” suceso se produjo en torno a las dos de la madrugada, en las fiestas de Guadalupe, en el barrio compostelano de Vite.

El alcalde lamentó no poder haber dado “personalmente” las condolencias a los padres de la menor, ya que ambos se encontraban en estado “de shock”.

Al respecto, Hernández señaló que el Ayuntamiento ha ofrecido a la familia “todas las posibilidades de ayuda y colaboración” y que ha puesto a su disposición, la colaboración de los profesionales del Colegio Oficial de Psicólogos de Galicia para ayudarlos a “superar este trance durísimo”.

la primera vex

El regidor pidió “prudencia” para esclarecer las posibles causas del accidente mortal que se llevó la vida de la joven, recordó que el Ayuntamiento es el “primer interesado” en averiguar los motivos del accidente y señaló que “es la primera vez que sucede una desgracia de este tipo” en la capital gallega.

Hernández insistió en la necesidad de “ser prudente y no adelantar ninguna cuestión” para que las investigación, tanto judicial como la encargada por el Ayuntamiento a la empresa responsable, puedan transcurrir de la mejor forma.

prudencia

“Prudencia, rigor e investigación” reclamó de nuevo el alcalde compostelano.

Preguntado por las revisiones del mantenimiento del alumbrado público de Compostela, el alcalde señaló que no le consta “ninguna” en esa zona, pero apuntó que la farola “cumplía la normativa”, aunque, por el momento, el Ayuntamiento no cuenta con “más información”, al continuar en el lugar de los hechos la policía científica.

Además Hernández insistió, en que en el consistorio no constaba con ninguna información al respecto de quejas en cuanto al alumbrado en el barrio.

La menor, Anna Nieto Lago, había nacido en Gran Canaria, pero vivía en Brión donde la familia, originaria de Noia, llevaba más de ocho años residiendo. n

Investigan la muerte por electrocución de una joven después de tocar una farola