Hernández defiende a Blanco en la puesta en marcha de la línea Santiago-Ourense

el accidente del alvia se produjo en la curva de a grandeira, que no era de alta velocidad efe
|

El conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Agustín Hernández, consideró “responsable” y “muy acertada” la “decisión política” del exministro de Fomento socialista José Blanco de poner en marcha la conexión de velocidad alta entre Ourense y Santiago.

Hernández afirmó ayer, en una entrevista en la cadena Ser-Galicia, que el proyecto “contaba con el beneplácito de los técnicos y cumplía la normativa, tanto del diseño de la infraestructura, como de las medidas de seguridad implantadas en la línea”.

El conselleiro respondió así a la posibilidad apuntada por el Sindicato Ferroviario de que la premura por inaugurar el trazado estuviese detrás de la falta de baliza de seguridad, una medida que, según la central, hubiese evitado la catástrofe de Angrois.

Para el conselleiro, “es una obligación poner en marcha las infraestructuras en el momento en el que se puedan trasladar a los ciudadanos beneficios”, como “acortar los tiempos con Madrid”, y consideró que lo que hizo el entonces ministro fue “aprovechar una mejora que supuso una inversión muy importante, de miles de millones de euros”.

Preguntado sobre si existía una responsabilidad compartida entre los gobiernos del PP y PSOE por esa puesta en marcha, ha considerado que “claro” que tanto unos como otros “tenían el compromiso de que Galicia contase con alta velocidad y una línea competitiva”.

“Las decisiones políticas afectan a la planificación, la voluntad y los presupuestos, pero la puesta en marcha o el diseño de la infraestructura, los sistemas de seguridad, las tecnologías y los equipamientos corresponden a los técnicos” y él no duda de que “en Adif y Renfe contamos con los mejores del mundo”.

Frente a la tesis del error humano, el titular de Infraestruturas consideró que “un accidente de esta envergadura no es fruto de una única circunstancia”, sino “probablemente de muchas sumadas”.

Por ello, pidió “prudencia”, no sólo para que los jueces “determinen responsabilidades” sino para que “analicemos y pongamos todas las herramientas necesarias para incrementar las condiciones de circulación de los trenes” en un momento en el que se “está incrementando el número de usuarios gracias a que los tiempos de recorrido ya son competitivos”.

Del otro lado, critica el comportamiento de los grupos de la oposición: “Me parece increíble que los grupos de la oposición utilicen una desgracia de esta magnitud para sacar rédito político”, censura, antes de reclamar “respeto a las familias” y no “utilizar a los muertos”, algo que califica de “lamentable”.

Mostró su oposición a la apertura de una comisión de investigación en el Parlamento gallego porque “el ámbito competencial no corresponde al Gobierno de la Xunta” y dijo que ya “se está analizando en el lugar al que corresponden esas competencias: el Ministerio de Fomento, Adif y Renfe”.

Hernández defiende a Blanco en la puesta en marcha de la línea Santiago-Ourense