Fallece la segunda de las ocupantes del coche accidentado el sábado en Fene

|

La tragedia por el fallecimiento de Blanca López Areal, la joven de 23 años víctima del accidente de tráfico ocurrido el sábado en Fene, se hizo ayer todavía más grande con la muerte de su madre, Blanca Areal Vila, de 42 años, que conducía el vehículo siniestrado y que se encontraba ingresada en el Centro Hospitalario Universitario de A Coruña.
El accidente se produjo en la tarde del sábado tras un fuerte chaparrón, por lo que se baraja que la causa del desvío del vehículo, que fue a chocar con una furgoneta, estuviese motivado por las condiciones meteorológicas. La gravedad del impacto les ocasionó la muerte, aunque no inmediata, pese a llevar puestos los cinturones de seguridad.
Las dos fallecidas residían actualmente en Pontedeume y la hija cursaba estudios en el IES Fragas do Eume. A lo largo de la jornada de ayer, su facebook recibía mensajes que, aunque ella nunca leerá, le expresaban su amistad y destacaban su sonrisa. También aludían sus compañeros a que con el comienzo del curso “se te echará mucho de menos”.
La capilla ardiente también fue visitada ayer por multitud de personas, en especial jóvenes, y hoy, a las cuatro, se le dedicarán unas palabras de despedida y en su memoria en la capilla del propio Tanatorio Artabria, ya que a continuación será incinerada en la intimidad familiar.
En la tarde de ayer se produjeron otros dos accidentes de tráfico en A Gándara, Narón, y en Valdoviño.

 

Fallece la segunda de las ocupantes del coche accidentado el sábado en Fene