La noche más larga de todo el racinguismo

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
|

Jaén vivió la noche más larga del racinguismo. Tras conseguir en La Victoria el ascenso a Segunda B, la plantilla racinguista se desplazó a un restaurante de la localidad andaluza para disfrutar, por invitación del consejero Ignacio Rivera, de una cena con la que celebrar el retorno a Segunda B. Jugadores y cuerpo técnico del equipo ferrolano –junto a las parejas que se desplazaron hasta Jaén–, presidente, miembros del consejo de administración de la entidad y otros colaboradores se reunieron para celebrar lo que Ignacio Rivera consideró como “un primer paso” para dar forma a un proyecto ganador.

Como explicó Rivera en una entrevista con la Radio Galega, el ascenso conseguido en Jaén permite al Racing hacer historia –por primera vez logra al ascenso a Segunda B la temporada siguiente de perderla– pero, sobre todo, encontrar la recompensa a lo vivido durante la campaña. “Ha sido un año durísimo, con muchas lesiones, pero hemos sabido tener fuerza y ahora hay que celebrarlo”, dijo. Ahora califica el racinguista como “un proyecto con mucha tranquilidad”. Eso sí, también adelantó que “vamos a seguir soñando, que es de lo que se trata”.

Fiesta
Fue una velada jalonada de cánticos, de discursos, de bromas, de risas, de celebración... y de alegría. Los más cautos se marcharon a descansar ya entrada la madrugada pero muchos otros siguieron, porque el viaje de regreso no empezó hasta las nueve de la mañana. Así que la fiesta siguió hasta altas horas de la madruda para dar cuenta de una temporada histórica por el ascenso.

“¡Nos embarcamos! ¡Lo logramos! ¡Somos de 2ª B!”, decían las camisetas alusivas a este ascenso. Y ese orgullo era lo que reflejaban las caras de los jugadores verdes.

La noche más larga de todo el racinguismo