La justicia da la razón a la casera que pedía el desahucio de su alquilada en Caranza

|

La titular del Juzgado de Primera Instancia número 5 de Ferrol ha estimado la demanda de la propietaria de un piso de Caranza contra su alquilada, quien le adeuda las cuotas de arrendamiento desde el pasado mes de julio por carecer de recursos económicos.
La casera había solicitado ejecutar el desahucio de esta mujer, (S.T.D.), madre de dos hijos, uno de ellos menor de edad, antes del 15 de febrero. Ahora la justicia le da la razón y da por resuelto el contrato de alquiler, obliga a la arrendada a abandonar la vivienda y le impone el pago de la cantidad debida, que asciende a algo más de 1.300 euros.
Durante el juicio, la mujer en riesgo de desahucio había alegado que su casera no poseía la legitimidad de la rentista para alquilarle la vivienda, al estar aún registrada a nombre del Instituto Galego da Vivenda e Solo (IGVS). Sin embargo, la magistrada no ha estimado este extremo.
El abogado de la mujer ya anunció que recurrirán la sentencia ante la Audiencia Provincial pues insiste en que la rentista adquirió en su día parte de las cuotas de herencia de esa propiedad, excepto una y, por tanto, la adjudicación no es completa.

La justicia da la razón a la casera que pedía el desahucio de su alquilada en Caranza