Las tres comarcas perciben apenas el 2% de las ayudas de la PAC en Galicia

vacas de forgoselo en el redil para realizar un control sanitario jorge meis
|

El secretario de Organización de Unións Agrarias, José Rodríguez, acudió ayer a Ferrol para explicar, acompañado de Ángel Alvariño, el responsable de la central en la zona, las consecuencias que se derivan de la reforma de la Política Agraria Común (PAC) para Galicia y para las tres comarcas. El cambio fundamental que plantea el Gobierno, señalaron, es que se van a pagar las ayudas por extensión de terreno y no por producción, lo que perjudica claramente al sector en la comunidad, con una media de 15 hectáreas por perceptor que está muy por debajo de otras.
En las tres comarcas hay, según datos del pasado año 2012, 1.339 perceptores de las ayudas de la PAC, fundamentalmente ganaderos, que cobran unos 2.900 euros anuales y que explotan una media de 15 hectáreas. Así, a Ferrol, Eume y Ortegal llegan apenas un 2% de los 175 millones que se reparten en Galicia, una comunidad que no está, tampoco, entre las más beneficiadas. Así, José Rodríguez mencionó Aragón, por ejemplo, donde cada perceptor recibe más de 8.000 euros, o Andalucía, donde cobran de media más de 6.000.
“Queremos que as axudas vaian dirixidas a quen produce”, explicó Rodríguez, que criticó que el 15% de los perceptores, por tener grandes extensiones de terreno y al margen de que se exploten o no, se llevan el 70% de las ayudas de la PAC –el ejemplo más habitual es el de la Casa de Alba, que cobra grandes cantidades pese a tener sus tierras sin trabajar–. Los representantes de Unións Agrarias señalaron que hay una parte de las subvenciones, concretamente un 13% del total, que pueden asociarse a la producción y reclaman, también, que en el caso de las explotaciones ganaderas se retribuya más las primeras veinticinco hectáreas de explotación.
Desde la Unión Europea, señalaron los portavoces del sindicato, simplemente se ha recortado el presupuesto de la PAC un 13% y se ha dado a los países libertad para establecer el reparto de las ayudas, un criterio que consideran negativo porque desvirtúa el control del mercado y avanza en un proceso liberalizador.
Unións Agrarias insta a la Xunta de Galicia a defender el sector, dado que los productores de la comunidad van a quedar de nuevo en condición de inferioridad con respecto a los de otros territorios.

Las tres comarcas perciben apenas el 2% de las ayudas de la PAC en Galicia