A Coruña lanza al mercado móvil un reto mental apto para daltónicos no anónimos

El Ideal Gallego-2015-01-18-014-f9601fe5
|

Ni caramelos, ni frutas, ni animalitos en peligro de extinción porque los rodean bombas a punto de explotar... El nuevo juego para dispositivos móviles de moda en A Coruña será el “Colours”, la aplicación que la firma Axóuxere Games presenta mañana en sociedad. Los fans de la era digital no han perdido ni un segundo para estrenarlo en fase beta, una modalidad que solicitaron a Antonio Gundín –uno de los socios de la compañía– en la pasada edición de la Feria de Autónomos de Galicia.
“En estas semanas de prueba hemos tenido 300 descargas en Google Play sin nada de publicidad y eso es una barbaridad”, afirma Gundín, que junto a su socio Adrián Rodríguez y otros seis expertos, ha creado un divertimento al que “las revistas digitales especializadas le ponen puntuaciones muy altas”.
Gundín presume de que les han permitido utilizar las frases de estas publicaciones para su publicidad. Vamos, que ni el estreno de una película de Hollywood pero en lunes.  Con algo hay que animar el inicio de semana y que mejor que intentarlo enganchándose a un juego creado por un estudio de programación coruñés que aporta retos,  pues ayuda a mejorar la coordinación mental y la destreza. Casi como el taichi.
 La cuestión ahora los coruñeses se dejen atrapar por el “Colours” en los largos trayectos en el  autobús urbano o durante los minutos muertos en las salas de espera de las administraciones.
Pese a posibles comparaciones odiosas con el Candy Crash y toda su saga, Gundín advierte: “Lo único en común son los colores, el nuestro no te obliga a que estos estén todos juntos para hacer una combinación”. “Es alucinante como está funcionando; la gente está enganchadísima”, afirma.
Además de “acumularpuntos” con los combos de color, se puede interactuar con unas bombillas pero en este caso para desenroscarlas en la modalidad “Apágalo”.
El juego es apto para todos los públicos, desde los 3 a los 100 años, hablen en castellano, gallego o inglés. Si el usuario se lía a la hora de distinguir colores, es decir, si es daltónico la aplicación también es para él. Eso sí, siempre que no lleve su trastorno en el anonimato. Y es que a diferencia de otros programas, Axóuxere Games propone una versión en la que las fichas se identifican por símbolos de tal manera que, por ejemplo, tres rojas llevarían el mismo dibujo.
“Hemos llegado a un acuerdo con la Asociación de Daltónicos No Anónimos y contamos con su sello de aprobación”, destaca Gundín, porque sabe que es una  de las pocas ocasiones en las que un estudio se acuerda de este segmento de población.
Mientras esperan el retorno del “Colours” en forma de éxito, en la empresa ya trabajan en una nueva aplicación. En esta ocasión nada de juegos: hay que ayudar a la población a buscar su coche perdido en el parking.

A Coruña lanza al mercado móvil un reto mental apto para daltónicos no anónimos