Propuestas para tratar de reducir unos índices de fracaso muy elevados

SUBASTA ALMEJA LONJA FERROL
|

Aunque el punto de partida es que las bateas no sirven para mejorar la productividad de los bancos marisqueros, ni para frenar el furtivismo –dos de los objetivos que se marca el plan de reinstalación–, las cofradías han ido aportando pequeñas ideas para tratar, ya que no les queda más remedio que utilizarlas, de mitigar su impacto. La última, aseguró ayer el patrón mayor de Barallobre, Carlos Rey, es tratar de sumergir algo más las jaulas para que, con una temperatura más baja, se conserve mejor y tenga más opciones de sobrevivir. También se está realizando una manipulación más cuidadosa –“mirámolo a conciencia antes de envialo, como se fosen ovos”, dice Rey–, pero la realidad es que, pese a ello, “a ameixa segue morrendo igual”. n redacción

Propuestas para tratar de reducir unos índices de fracaso muy elevados