Primera defensa del liderato

Racing y la Arandina
|

 

Y, además, hay partido. La semana del Racing ha estado marcada más por los movimientos en los despachos –las salidas ya culminadas de Juampa y Marcos Álvarez y las previstas de Piette y Jaume Vidal y las incorporaciones de Garrido y Kike Márquez– que por lo estrictamente futbolístico. Pero al final lo que importa es lo que pasa sobre el terreno de juego, así que el encuentro que enfrenta al equipo ferrolano con la Peña Sport esta tarde –17.15 horas, A Malata– es lo que determinará si el cuadro verde acaba estos días con una sonrisa y, sobre todo, en lo más alto.
Desde que el Racing se aupase el liderato del grupo I después de la séptima jornada, nunca el conjunto local había tenido tan poca renta al frente de la tabla clasificatoria. La derrota sufrida la semana pasada frente al Logroñés, además de las dos en su tres encuentros anteriores, deja al equipo ferrolano con solo un punto de ventaja sobre el verdugo del pasado domingo, que se postula como el principal adversario para acabar la liga regular en la primera posición. Sin embargo, la escuadra que prepara Miguel Ángel Tena está dispuesta a defender con uñas y dientes su primera plaza para, de esta manera, tener dos opciones –una, en una sola eliminatoria; otra, teniendo que superar dos rondas en caso de perder a la primera– para lograr el ascenso a Segunda.

PRECARIEDAD
Los movimientos que se han producido en la plantilla dejan al Racing con lo justo para hacer frente al partido contra la Peña Sport. A la espera de la llegada de Garrido y Kike Márquez, y con Juampa y Marcos Álvarez ya lejos de Ferrol, Piette podría jugar sus últimos minutos de la temporada como racinguista, mientras que sobre Jaume Vidal –a la espera de encontrar destino– pesa una sanción de cuatro partidos tras ser expulsado la semana pasada frente el Logroñés. Eso deja al cuadro verde con solo 16 jugadores –alguno de ellos, como Catalá, aún sin reaparecer tras más de dos meses de baja– para hacer frente a este compromiso.
El equipo ferrolano, de todas maneras, tiene mimbres suficientes como para formar un once inicial de garantías con el que intentar sumar los tres puntos en juego. Es lo que necesita el Racing para mantenerse en una primera posición que quiere conservar hasta el final para, de esta manera, tener más posibilidades de acabar logrando el ascenso a Segunda, que es el objetivo que se ha marcado para una temporada que, a pesar de los últimos tropiezos, está siendo excelente por lo que ha hecho hasta ahora.
La Peña Sport de Tafalla, por su parte, llegará dispuesta a dar un paso más en su camino hacia la permanencia en la categoría. Por eso el entrenador racinguista se ha apresurado en recordar a sus jugadores que este partido no va a ser tan fácil como acabó resultando el de la primera vuelta. Al contrario, el cuadro verde está preparado para una guerra de la que espera salir victorioso.

Primera defensa del liderato