La Policía investiga el robo de un vehículo que terminó despeñado cerca de San Jorge

Coche acantilado Lobadiz
|

La Policía Nacional investiga un extraño suceso ocurrido la noche del pasado miércoles y que terminó con un turismo despeñado en los acantilados de San Jorge.

Fue una embarcación pesquera que faenaba por la costa la que a primera hora de ayer, sobre las nueve de la mañana, alertó al CAE-112 de que habían avistado entre unas rocas lo que parecía ser un coche de color rojo. Ante la posibilidad de que se tratase de un accidente de circulación, Emerxencias Galicias desplazó a la Policía Local, la Guardia Civil y los Bomberos de Ferrol.

Fueron estos últimos los que se descolgaron hasta la zona del vehículo para comprobar que no había nadie dentro ni algún otro rastro de alguna víctima en los aledaños. Además, consiguieron hacerse con alguna documentación del vehículo, que junto con la matrícula –que estaba visible– ayudaron a localizar a la propietaria del Seat Ibiza siniestrado.

Según explicó la Policía Local, la mujer aseguró desconocer el paradero de su coche y creyó tenerlo estacionado en la vía pública. Tras informarle de lo sucedido, la propietaria del vehículo interpuso una denuncia por robo en la comisaría de la avenida de Vigo, donde los agentes del Cuerpo Nacional de Policía investigan ahora el caso. Las primeras hipótesis apuntan a que se trata de un robo, pero se desconoce el motivo de este desenlace.

Las autoridades competentes decidirán en los próximos días cómo retirarán el coche de entre las piedras, ya que quedó totalmente encajado entre dos grandes masas rocosas al fondo del precipicio.

La Policía investiga el robo de un vehículo que terminó despeñado cerca de San Jorge