El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, mostró su apoyo a las reivindicaciones

|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, mostró su apoyo a las reivindicaciones de los ganaderos gallegos, al tiempo que apuntó que espera una mayor sensibilidad de la Unión Europea para garantizar la viabilidad de sus explotaciones.

En un comunicado la Xunta informó de que Núñez Feijóo muestra su “compromiso” para “seguir trabajando por que las reivindicaciones del sector lácteo gallego sean escuchadas tanto en el conjunto de España como en Bruselas”.

El Gobierno autonómico destacó que “estuvo, está y estará al lado del sector lácteo ya que se trata de un área estratégica para la economía de Galicia”, mientras que se puso a su disposición para “reforzar en la medida de sus posibilidades la postura gallega en las negociaciones comunitarias”.

solidaridad

Por su parte, la junta de personal funcionario de los servicios centrales de la Xunta emitió un comunicado ayer en apoyo del sector lácteo, al tiempo que hace un llamamiento a todos los trabajadores de Santiago a mostrar su solidaridad con los ganaderos, ante la amenaza de “exterminio del rural gallego”.

Mientras la Comisión Europea presentó en el Consejo extraordinario de ministros de Agricultura de la UE un paquete de medidas de 500 millones de euros para apoyar a los ganaderos como respuesta a la crisis que vive el sector lácteo tras la caída de los precios de la leche, anunció en un comunicado.

En concreto, estas medidas están encaminadas a resolver los problemas de liquidez de los ganaderos y a estabilizar los mercados, así como a abordar el funcionamiento de la oferta de productos lácteos.

El vicepresidente de la Ejecutivo comunitario, Jyrki Katainen, afirmó que se trata de una respuesta “robusta y decisiva” ante la situación del sector, que “demuestra que la Comisión se toma su responsabilidad muy seriamente y está preparada para apoyar a los ganaderos con los fondos necesarios”.

Sin embargo, el Ejecutivo comunitario no contempla en estas medidas la posibilidad de incrementar el precio de intervención de la leche, una propuesta pactada por España, Francia, Italia y Portugal a finales de agosto, a la que el comisario de Agricultura y Desarrollo Social, Phil Hogan, ya se había mostrado “reacio”.

Por el contrario, entre las propuestas destaca la puesta en marcha de una ayuda económica que será repartida entre los estados miembro, con especial atención a aquellos cuyos ganaderos hayan sido más afectados por la crisis actual. En este sentido, la Comisión asegura que detallará pronto la distribución de estas ayudas.

Además, la Comisión sí accede a permitir un aumento de las ayudas que se pueden anticipar de la PAC hasta el 70%, una reivindicación defendida por el ministerio de García Tejerina, junto con sus homólogos de Francia, Italia, y Portugal. 

Asimismo, y también como medida para el corto plazo, la Comisión recordó que trabaja con el Banco Europeo de Inversiones para buscar instrumentos financieros que permitan estabilizar el mercado.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, mostró su apoyo a las reivindicaciones