O Parrulo perdona y cae en Burela

Ique, durante el duelo disputado ayer en la pista de Vista Alegre | o . p.
|

O Parrulo perdonó en Burela, pero no lo hizo su rival, muy acertado en la tarde de ayer en su pista, y que endosó un excesivo castigo a los de Héctor Souto, que no consiguieron materializar sus numerosas ocasiones. Así, no tardó mucho el Pescados Rubén en marcar su territorio en el derbi gallego que ayer se vivió sin público en el pabellón de Vista Alegre. Una rápida jugada de equipo de los lucenses terminó con el primero de los tantos anfitriones, rematando Renato un gran pase de Pitero. Unos primeros minutos de muchas ocasiones, con O Parrulo haciéndose con el control del balón y el Burela Pescados Rubén ejerciendo presión a toda pista.

A punto estuvo Adri de devolver rápidamente las tablas al marcador, pero el tiro del internacional al borde del área fue despejado por Edu. En un inicio vertiginoso, Matamoros contó con dos llegadas para incrementar la ventaja de los suyos, si bien después de estas ocasiones visitantes llegaron algunos de los mejores minutos de los locales. William, Ique y Miguel “telonearon” a la que, en esta primera parte, fue una de las ocasiones más claras de los ferrolanos, con un tiro de Diego Núñez, a pase de Kevin Chis, que el local envió por encima de la meta lucense.

Con el duelo entrando en una dinámica de correcalles, parecían los ferrolanos los que más cómodos se encontraban en la pista, creando muchas ocasiones pero sin terminar de concretar. Subiendo líneas para buscar el empate, Adri y Miguel lo acariciaron en la recta final del primer tiempo, si bien el cántaro rompió por el lado visitante. Un lío defensivo en la frontal del área ferrolana terminó con el segundo tanto local, aprovechando Pitero esta confusión.  

 

Intentos

Tardó ocho minutos O Parrulo en volver a igualar la contienda, dominando de principio a fin el ataque en la pista de Vista Alegre, si bien solo Iago Rodríguez y Miguel pudieron batir a Edu, este último con un golazo a la contra. El meta del Burela se lució pocos minutos después, desbaratando hasta tres tiros consecutivos parrulos.

Unas llegadas sin acierto que posteriormente lamentarían los ferrolanos, puesto que, a continuación, Javi Rodríguez batió a Espíndola al enganchar un saque de esquina de Diz, colándola por la escuadra. Con cinco faltas, O Parrulo tuvo que medir su juego, si bien Adri a punto estuvo de empatar de nuevo con un tiro lejano. De nuevo, fue el Burela el que demostró su capacidad anotadora, con el 4-2 de Lucho con un tiro cruzado coronando así una gran contra.

Héctor Souto intentó recolocar a los suyos con un tiempo muerto tras el que puso el juego de cinco en pista. No funcionó, ya que un robo de Renato a Isma terminó con el 5-2 a portería vacía. Miguel dio las últimas esperanzas a los suyos con el 5-3, pero, prácticamente a continuación llegó el definitivo 6-3. De nuevo, Renato aprovechó la rapidez con la que Espíndola quiso poner el balón en juego y, sin que le diese tiempo de llegar a la meta, anotó el sexto para los suyos, en un duelo mucho más igualado y sin premio ferrolano.

O Parrulo perdona y cae en Burela