El Racing se mantiene en lo más alto

Club Deportivo Izarra-Racing Club Ferrol 23ª jornada, Segunda División B, grupo 1, de fútbol Merkatondoa Rubén Usúa/ Diario de Noticias (31-1-2016) TEXTO: Iván González lucha con Pito para llevarse la pelota
|

Izarra y Racing empataron en un encuentro al que los dos contendientes le pusieron entrega e intensidad, pero en el que no hubo ocasiones demasiado claras para marcar por parte de ninguno. El cuadro local apenas hizo intervenir al portero gallego, mientras que el cuadro navarro tampoco tuvo excesivo trabajo.
El líder se mostró bien posicionado en los primeros minutos, muy centrado en el partido y, por eso, enseguida lanzó un primer aviso por mediación de Forte, cuyo disparo seco se fue lejos de la portería navarra. Poco después llegó la jugada polémica de la tarde, cuando el defensa Briñol cabeceó fuera con la pierna de un defensor muy cerca de la testa, aunque el árbitro no vio nada punible. La acción se saldó con amarilla para Cabrera por la protesta en una jugada que demostró las señas de identidad del colegiado, que no gustó a la afición local porque en menos de media hora amonestó a otros dos jugadores de la escuadra navarra, lo que los condicionó para el resto del partido ante la posibilidad de dejar a los suyos en inferioridad.
Entre medias apenas hubo un par de acercamientos a la portería contraria, uno por cada equipo. Borja Domínguez protagonizó la ocasión del Racing, pero su disparo tras una combinación con Pablo Rey lo detuvo en dos tiempos el meta Aitor. La réplica, de forma muy tímida, la tuvo Hinojosa con un disparo muy manso desde fuera del área que apenas inquietó al portero gallego.

SIMILAR
Tras el descanso las cosas no cambiaron. Los dos equipos rayaron a un nivel excelente en defensa y ninguno se complicó demasiado, despejando en largo cuando había algún atisbo de peligro. Así que las pocas veces en las que el Racing tocaba la pelota en el centro del campo, aunque lo hizo bien, no era capaz de superar al rival que tenía enfrente en un partido que se ganaba o se perdía en el aspecto físico, por lo que casi todos los balones no encontraban el fruto deseado.
Seguramente la ocasión más clara del partido llegó a balón parado, cuando Pablo Rey, desde fuera del área, estuvo muy cerca de anotar el 0-1 en un disparo que llevaba veneno, puesto que el esférico se marchó desviado por muy poco. Antes, Sola había rematado para el Izarra tras una gran jugada de Eguaras por la banda derecha, pero el balón salió mordido y sin peligro.
El resto del partido apenas dejó más llegadas, quedando claro que la prioridad de ambos era no encajar. El entrenador local buscó el tanto sacando a Bruno para desequilibrar por la derecha, pero la defensa visitante estuvo atenta. Tampoco el resto de cambios sirvieron para cambiar, por lo que el choque terminó con un empate que al Izarra le sirve para dar un paso más hacia la permanencia y al Racing para continuar como líder.

El Racing se mantiene en lo más alto