Una derrota con sabor a play-off para el Intasa

Kobzev realiza un remate a primer tiempo ante el bloqueo rival | jorge meis
|

A pesar de la derrota, el Intasa San Sadurniño logró su meta de endosarle al menos un set al Arona Tenerife para así certificar de forma absolutamente matemática su clasificación, por segunda temporada consecutiva, para la fase de ascenso a la máxima categoría del voleibol masculino nacional.
Lo hizo en un duelo que no defraudó las expectativas generadas en torno a él. Un partido emocionante e igualado, disputado de poder a poder, y en el que ambos equipos trataron de jugar sus mejores bazas para desequilibrar la balanza a su favor.
Los de San Sadurniño salieron más fríos y un Arona implacable lo aprovechó para tomar la iniciativa en el primer set. Los de Charly Suárez recupeperaron el ritmo e igualaron el marcador, pero en el intercambio de puntos que se prolongó hasta el final salió beneficiado el cuadro insular, que se llevó el primer parcial por un apretado 25-27. Esa sería la tónica general del partido o, al menos, de los sets en los que el grupo visitante salió mejor parado.
Porque, entremedias, el Intasa sacó a relucir su mejor versión para, con un juego más sólido, dominar los dos siguientes sets (25-21 y 25-20) de principio a fin y darle la vuelta al marcador.
Pero el Arona todavía tenía mucho que decir. Llevó el partido a un plano de máxima igualdad y aprovechó los errores del Intasa para venirse arriba y forzar (22-25) el quinto y definitivo set. Un parcial que, como suele ser habitual, acaba convertido en una lotería. Aunque de inicio el conjunto local pareció encarrilarlo, no logró despegarse y, al final, las diferencias se movieron en un escaso margen a favor de uno y otro conjunto. Intercambio de puntos e intercambio de golpes que, al final, se decantaron de cara al Arona con un abultado 18-20 que resume el duelo. l

Una derrota con sabor a play-off para el Intasa