La corporación puso fin al pleno de abril con acuerdos en todos los puntos

Un momento de la sesión plenaria celebrada en la tarde de ayer | daniel alexandre
|

Mociones propuestas por Ciudadanos, PSOE y BNG conformaron el orden del día del pleno que se celebró en la tarde de ayer, en un horario inusual –18.00 horas– y con la ausencia de algunos concejales. Una de las propuestas que debía debatirse en la sesión de ayer ya se cayó por el camino, habida cuenta de que era una propuesta de hace un mes –el pleno era continuación del iniciado el 26 de abril– en la que se instaba a la presentación de los presupuestos municipales y entre tanto recibieron ya el visto bueno inicial en un pleno extraordinario este mismo mes. Las tres mociones restantes fueron aprobadas, dos de ellas por unanimidad y una por mayoría, la relativa a la habilitación de un centro de interpretación histórico en San Felipe.

La primera de las propuestas, presentada por Ciudadanos, fue la relativa a la toma de medidas contra la brecha salarial entre hombres y mujeres y, aunque recibió el apoyo de todos los grupos municipales, la mayor parte de ellos criticaron, sin embargo, la actitud del partido del que es portavoz en Ferrol Ana Rodríguez Masafret, al que acusaron, expresamente BNG, PSOE y FeC, de adoptar en otras ocasiones posturas muy alejadas del feminismo al que ahora, aseguraron, “se teñen sumado”.
Pese a las diferencias en el análisis del tema y al planteamiento de la edil popular Verónica Casal de una enmienda in voce por parte de su grupo, la moción, que plantea la inclusión en las ofertas de los pliegos de contratación la inexistencia de brecha salarial en los adjudicatarios, fue aprobada por unanimidad.

También recibió el apoyo de todos los grupos, la propuesta del BNG de mejorar la red de suministro de agua en el barrio de Canido, una necesidad en la que todos los grupos se mostraron de acuerdo por la situación de las calles Alonso López y Estrela, donde se producen frecuentes cortes.
El propio edil de Servizos, Luis Victoria, manifestó que “está en marcha” un estudio sobre esta cuestión y aseveró que sería una actuación que no reviste problemas. Pese a que el portavoz nacionalista, Iván Rivas, insistió en concretar si se va o no a renovar la instalación y cuándo, lo cierto es que no se fijaron plazos.
También el edil socialista Germán Costoya aprovechó para pedir con ironía al gobierno que “ante o feeling que agora parece ter con Emafesa, aproveite para chegar a un acordo de investimentos en melloras na rade”.

No consiguió la unanimidad pero sí la aprobación –PP en contra y BNG abstención– la propuesta socialista para un plan de usos en el castillo de San Felipe que incluya el centro de interpretación histórica de la ciudad y un plan de trabajo..

La corporación puso fin al pleno de abril con acuerdos en todos los puntos