La Audiencia condena a Víctor Timiraos a 21 años de prisión como autor del asesinato de Marta Sequeiro

|

La sección primera de la Audiencia Provincial de A Coruña emitió ayer su sentencia contra Víctor Timiraos como autor del asesinato de Marta Sequeiro el 25 de abril de 2016 en el bar Bonky de Tejeras, donde trabajaba la víctima. 
Tras el veredicto del tribunal jurado, que halló la pasada semana –por unanimidad– al acusado culpable del crimen, la magistrada María Teresa Cortizas ha impuesto al vecino de Narón una pena de 21 años de cárcel por apreciar que existió tanto alevosía como ensañamiento en este ataque mortal. El ahora condenado, además, tendrá que indemnizar al hijo de la víctima con 200.000 euros y a sus dos hermanas con 6.000 euros a cada una.
La jueza ha optado, así, por una condena ligeramente superior al intervalo temporal definido para un asesinato en el que concurren, al menos, dos de estas circunstancias, entre los 20 y los 25 años que solicitaban tanto la acusación particular como el Ministerio Fiscal.
En la sentencia se da por probado que Víctor Timiraos se encontraba en torno a las 05:00 horas del 25 de abril en el bar Bonky y que en un momento dado, “aprovechando la ausencia de otras personas en el establecimiento y la confianza que mantenía con la víctima”, y sin correr riesgo alguno de la defensa que pudiera realizar Marta, “le asestó múltiples puñaladas, concretamente diez en la cabeza, veintiuna en su cara y cuello, diecinueve en su espalda, trece en sus extremidades superiores y una en el tórax”.

Muerte agónica
Asimismo, la magistrada detalla que el autor del crimen “causó a la víctima heridas innecesarias y múltiples, que prolongaron su agonía y dolor durante un periodo de tiempo indeterminado”. Tal y como explicaron los técnicos del Imelga durante el juicio, “la etiología de la muerte fue especialmente violenta”, recuerda. “Las heridas, todas ellas con evidencias de vitalidad, contribuyeron por su número y naturaleza al shock hemorrágico hipovólico” que le causó la muerte a Marta Sequeiro, concluye.
Seguidamente, y según se recoge en la sentencia, el procesado, con la finalidad de no ser descubierto, “se dirigió hacia un puente bajo la avenida de As Pías y desde allí llamó a su expareja, quien acudió a la zona para recogerlo y trasladarlo a su casa, donde Víctor Timiraos se duchó y se vistió con un chándal de mujer”.
El escrito también recoge las tesis de los especialistas que examinaron a Víctor Timiraos y determinaron que la benzodiacepina que consumía el autor del crimen, mezclado con el alcohol que tomó durante aquel día, “no alteró o disminuyó su capacidad para formar su voluntad y comprender el alcance de sus actos”, desarmando así la tesis de la defensa, que había solicitado la absolución del acusado alegando un estado de intoxicación. Esta parte podrá interponer un recurso de apelación a esta sentencia ante el Tribunal Superior de Xustiza en los próximos diez días. l

La Audiencia condena a Víctor Timiraos a 21 años de prisión como autor del asesinato de Marta Sequeiro