La Policía detiene a un hombre como posible cómplice del ataque de Niza

Nice (France), 30/10/2020.- A woman lays flowers on a makeshift memorial to the victims of the knife attack at the entrance of the Notre Dame Basilica church in Nice, France, 30 October 2020. Three people have died in a terror attack. The attack comes les
|

La policía francesa detuvo ayer a un hombre por su posible complicidad con el autor del atentado islamista de ayer en Niza, en el que tres personas fueron asesinadas con arma blanca en una iglesia de la ciudad, informaron fuentes cercanas al caso.

“Un hombre de 47 años fue detenido en la noche de ayer. Es sospechoso de haber estado en contacto con el autor”, indicó una fuente judicial que no dio más precisiones.

Nacionalidad tunecina

El terrorista, reducido a tiros por agentes de policía cuando se disponía a atacarles, fue hospitalizado en estado grave.

Se trata de un hombre de 21 años y nacionalidad tunecina que llegó a la isla italiana de Lampedusa el pasado 20 de septiembre siguiendo la ruta migratoria del Mediterráneo central. Según un documento de la Cruz Roja italiana que llevaba encima, y que las autoridades francesas consideran auténtico, desembarcó el 9 de octubre en el puerto de Bari (sur de Italia).

La investigación se centra ahora en averiguar cómo llegó a Francia desde Bari y sus “eventuales complicidades”, señaló el fiscal nacional antiterrorista, Jean-François Ricard, durante una declaración a la prensa la pasada noche.

El terrorista entró y en media hora asesinó con un cuchillo de grandes dimensiones a sus tres víctimas: una feligresa de 60 años que quedó casi decapitada, el sacristán del templo, de 55 años, y una mujer de 44 años.

Esta última era brasileña, según informó el Ministerio de Exteriores de ese país, y pudo salir del templo herida muy grave para solicitar ayuda y dar la alarma, antes de fallecer a causa de “múltiples heridas de arma blanca”, explicó el fiscal.

Este es el tercer atentado terrorista islamista con arma blanca que sufre Francia en poco más de un mes, después de que el 25 de septiembre un paquistaní hiriera gravemente a dos personas junto a la antigua sede de Charlie Hebdo y el 16 de octubre un ruso-checheno decapitara a un profesor que mostró en clase caricaturas de Mahoma.

Este ataque obligó a Francia a movilizar a 7.000 agentes, entre policías y gendarmes, para reforzar el dispositivo de seguridad antiterrorista. Este anuncio anuncios se produce horas después de que el primer ministro, Jean Castex, indicara que se ha elevado el nivel de vigilancia antiterrorista al máximo de la escala. l

La Policía detiene a un hombre como posible cómplice del ataque de Niza