Feijóo ensalza la apuesta de la Xunta para crear empleo y fijar población en el medio rural

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo (en el centro), durante la apertura de los cuatro carriles de la AG-46 | efe
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, hizo ayer entrega de los X Premios Agader, que reconocen a ocho iniciativas de desarrollo rural. En un acto en Boqueixón, Feijóo destacó la apuesta de la Xunta por propuestas que crean empleo y contribuyen a fijar población en el rural para que este desempeñe un papel principal en el futuro de Galicia.


A esta edición se presentaron 80 proyectos y fueron reconocidos ocho,cada uno de los cuales se lleva 10.000 euros para invertir en la propia iniciativa ganadora.


Además, Feijóo valora el papel que el rural gallego desempeña en el progreso de la Galicia Calidade que quiere “seguir construyendo en la próxima década”.


En la categoría de juventud, se ha reconocido a la Granxa Escola Musical Corazón de Carballo, emplazada en Tomiño.
En turismo, el Grupo de Desenvolvemento Rural Ribeira Sacra-Courel es el galardonado con una propuesta de geoturismo para conseguir una Galicia más innovadora y verde. En la categoría de sector agroganadero se valora el proyecto de transformación de pimientos de Padrón de A Pementeira para realizar mermelada y b
ombones.
En la categoría de proyectos culturales, se encuentra el potencial del patrimonio material e inmaterial de la Fundación Eduardo Pondal. La Asociación Carabelo, de Lalín, se lleva el proyecto de interés social con su apoyo integral a familias.


Por su parte, en la lucha contra el abandono gana la apuesta de Ameralante por el rural a través de la castaña y el cooperativismo. El proyecto de Gráficas Salnés se lleva el de innovación tecnológica para confeccionar cajas forradas con productos premium como vino o perfumes. Mientras, Polyesteres Bidasoa es premiado por la incorporación de mujeres del entorno rural a la industria.

Feijóo ensalza la apuesta de la Xunta para crear empleo y fijar población en el medio rural