De Cospedal supo meses después por Rajoy del pacto hecho con Bárcenas

maría dolores de cospedal, a su llegada a las cortes de castilla-la mancha efe/ismael herrero
|

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, afirmó al juez Pablo Ruz que el presidente del partido, Mariano Rajoy, le informó pasados ocho meses de una reunión con el extesorero Luis Bárcenas que ocurrió en marzo de 2010 y en la que se pactó su salida de la formación.

Según las transcripciones de sus declaraciones prestadas hace unas semanas en la Audiencia Nacional, el vicesecretario popular Javier Arenas reconoció haber participado en aquel encuentro, aunque declaró no recordar que en él se pactaran condiciones económicas con Bárcenas.

De Cospedal recordó que, uno o dos meses después de la reunión, que se celebró en el despacho de Rajoy de la sede de la calle Génova, el presidente le comunicó que se pagaría a Bárcenas los gastos de su defensa por el caso “Gurtel”.

Otras “condiciones de salida y de dejar su puesto de tesorero”, como el pago de “una indemnización fraccionada”, las conoció ocho meses o casi un año más tarde, dijo De Cospedal el pasado 14 de agosto al juez.

La secretaria general reconoció que desde que dejó de ser tesorero en 2009, tras su imputación en el caso “Gurtel”, Bárcenas cobró del PP al menos 470.000 euros, no como nómina por retribución de un trabajo, sino como indemnización, porque no hacía “nada, nada” en el partido.

En su extensa declaración como testigo, De Cospedal aseguró que “jamás” hubo contabilidad al margen de la oficial, ni pagos en dinero negro en el Partido Popular, y negó todas las anotaciones a su nombre que aparecen como pagos en los papeles del extesorero sobre una supuesta caja B en el PP.

Tampoco supo nada, según la transcripción de la declaración, de los donativos de empresarios que se reflejan en la documentación entregada al juzgado por Bárcenas, ni siquiera durante el período en que ejerció de tesorera (de julio de 2009 a marzo de 2010).

En este sentido, recordó que tanto Rajoy como el extesorero y actual presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay Beccaria, le negaron haber recibido 300.000 euros para la campaña de las últimas elecciones generales del constructor Juan Miguel Villar Mir.

Sobre su vinculación con Bárcenas, afirmó que se reunió en pocas ocasiones con él –una vez para informarse de los presupuestos del PP y alguna otra para hablar de la campaña electoral– y que entre ambos no había enemistad, sino una relación “inexistente”.

En dos ocasiones se le preguntó por las donaciones que aparecen en los papeles de su marido, el empresario Ignacio López del Hierro, y aunque la secretaria general se mostró dispuesta a aclararlas, el juez Ruz las declaró impertinentes. Aun así, De Cospedal negó que sea su esposo la persona anotada en esos documentos como López Hierro.

encuentro amistoso

Un día antes, el ex secretario general del PP Javier Arenas declaró a Ruz que la reunión con Rajoy ocurrida en marzo de 2010 para pactar la salida del partido de Bárcenas fue un encuentro “sin trascendencia política”, “amistoso”, en el que “se hacía un reconocimiento a una persona que llevaba muchos años trabajando profesionalmente en el Partido Popular”.

“Yo no recuerdo que se hablara de cuestiones económicas, sí se habló de su ubicación –creo recordar– en la tercera planta, no en un despacho justo al lado del mío, pero sí en una pequeña sala de junta que había en la tercera planta. También me suena que se hablara de la posible utilización de un coche del partido cuando lo necesitara, y en relación a sueldos o temas económicos, no recuerdo que se hablaran”, dijo el 13 de agosto al juez.

Arenas aseguró asimismo que “jamás” conoció los documentos del extesorero sobre una supuesta contabilidad B en esta formación, ni recibió dinero para el partido o a un donante en su despacho.

De Cospedal supo meses después por Rajoy del pacto hecho con Bárcenas