Los candidatos abogan por una reforma del Senado

|

La Cámara Alta estuvo en la última legislatura en la picota del debate cuando se abordó la posibilidad de reformar las instituciones, pero ello hay que modificar la Constitución, proceso que, debido a la cuestión catalana, se evitó en los últimos cuatro años. Con todo, se trató su reforma en el Senado, pero finalmente se descolgaron varias formaciones políticas –empezando por Convergencia–, lo que llevó al PP a incluir las conclusiones en su programa electoral, confirmo el que fue portavoz en la Cámara Alta esta legislatura y candidato por Lugo, José Manuel Barreiro.

opciones variadas

Además, ante el proceso electoral del 20 de diciembre, las opciones de los partidos que se presentan en Galicia varían desde una nueva concepción del Senado hasta su supresión y cambiarla por un consejo de presidentes de comunidades con voto ponderado, como el C’s, pero todos están a favor de cambiar.

De esta forma, el PP, como explicó Barreiro, defiende darle más “peso territorial” a la Cámara Alta, de manera que, las leyes que tengan un contenido autonómico, “el trámite inicial sea en el Senado y este tenga la última palabra”.

Los socialistas están a favor de trasladar la institución a Cataluña e instalar su sede en Barcelona y, ante las “fuertes tensiones territoriales”, el aspirante al Senado por Pontevedra y todavía diputado del Parlamento de Galicia, Abel Losada, defendió que “sirva de lugar de encuentro”.

Por su parte, En Marea –la coalición de Podemos, Anova y Esquerda Unida– quiere una “verdadera territorialización” de la Cámara Alta, mientras que Nós –en la que se integra el BNG– entiende que, “tal y como está” articulada, no responde a una cámara seria” y Ciudadanos prefiere un consejo de comunidades con voto ponderado.

El candidato al Senado popular, firme defensor de esta cámara de “reflexión” y segunda lectura, y al respecto de la que apuesta por reforzar su papel como cámara territorial en los asuntos de las autonomías, consideró una “hipocresía” que “uno se presenten en una Cámara en la que no cree”, en referencia a Ciudadanos, que incluyó en su programa electoral la supresión de esta institución.

intereses electorales

Sobre quienes apuestan por suprimir esta institución, Losada se posicionó a favor de su pervivencia. “La verdad es que soy partidario de cerrar pocas cosas que puedan desarrollar labores de convergencia y consenso”, manifestó, antes de atribuir esa postura a intereses “no general, sino electorales”.

“Yo le preguntaría a Ciudadanos qué modelo de Estado quiere; si lo que quiere es un modelo propio, o el modelo del Estado de las Autonomías, que ha permitido avanzar en el autogobierno, que reconoció la singularidad (territorial), pero siempre manteniendo la soberanía nacional”, ha expuesto, al hilo de la cuestión, Barreiro, antes de concluir que “se puede ajustar a las circunstancias actuales, pero es un modelo que fue positivo para España”.

“Creemos que debe abordarse la reformar y reforzarse la cámara territorial y debe hacerse a partir de la próxima legislatura”, ha enfatizado Barreiro, quien ha subrayado que “Galicia se siente cómoda en el Estado bicameral, en la soberanía nacional y en la igualdad con los españoles”.

En opinión del candidato socialista al Senado Abel Losada, tal y como apuntó la Cámara Alta está “anclada en alguna de sus funciones” y es “necesario actualizarla”.

El socialista aseguró que defenderá que esta instituciones sirva también para discutir las cuestiones de la administración local, y no únicamente se quede en el binomio Estado-autonomías. A su juicio, el Senado es un “buen lugar” para llegar a “consensos y buscar necesariamente puntos de encuentro”, de manera que no haya “ni grandes beneficiarios ni grandes perjudicados” de una decisión política.

De todas formas, Abel Losada no concuerda con que se pueda alcanzar la “libertad de voto” de los senadores en función del territorio del que provengan. “Soy partidario de la disciplina de voto, la libertad de voto en relación con el territorio oculta la comodidad de no intentar negociar”, consideró.

Los candidatos abogan por una reforma del Senado