El sueño del Intasa está a punto de apagarse

|

está a punto de expirar después de la derrota que la formación de Ferrolterra encajó ayer ante el Melilla en uno de esos partidos en los que necesitaba puntuar para mantener la llama de la permanencia viva.

La plantilla del Intasa se había mentalizado para ello durante toda la semana y fiel reflejo de su convicción fue un primer set en el que los de San Sadurniño recuperaron la “chispa” en su juego. Cómodo en la recepción y construyendo su ataque con solidez, el conjunto visitante acumuló en su casillero los puntos necesarios para anotarse, no sin cierta incertidumbre, el primer set.

Sin embargo, a partir de ahí el signo de la contienda cambió. El Melilla comenzó a forzar su saque y el Intasa San Sadurniño no supo cómo solventar esos aprietos. La falta de un banquillo más profundo no dio a su técnico demasiadas alternativas en busca de un revulsivo. Los visitantes se precipitaron y no compitieron en los dos siguientes sets, en los que el cuadro anfitrión dio la vuelta al marcador.


En el cuarto, por el contrario, volvió a mostrar su mejor cara, pero, algunos errores con empate a 18 en el marcador, impidieron que el cuadro de Ferrolterra fuese capaz de forzar el set definitivo.

El sueño del Intasa está a punto de apagarse