El líder tuvo que echar el resto para ganar al Intasa

La calidad individual de los jugadores del Teruel resultó clave | Jorge Meis
|

Si pierde la categoría, nadie podrá decir que lo hizo sin luchar hasta el último aliento. Esa es la consigna que el Intasa San Sadurniño quiere abanderar en el último tercio de la liga regular. La permanencia es un objetivo complicado, pero los de Ferrolterra quieren “morir matando” y, si eso pasa por buscarle las cosquillas al líder, mejor que mejor. 
El Teruel, uno de los históricos del voleibol nacional, visitaba ayer San Sadurniño en uno de esos partidos que encierran lo que verdaderamente es para el Intasa esta campaña: una oportunidad de disfrutar –y hacer disfrutar a sus aficionados– del voleibol al más alto nivel nacional. Por eso, los pupilos de Charly Suárez pusieron todo de su parte para que la confrontación resultase una auténtica fiesta, incluida la victoria parcial en un primer set que hizo las delicias de sus incondicionales. Y es que, si el Teruel pensó que venía a San Sadurniño de paseo, pronto se dio cuenta de que tendría que echar mano de todos sus pesos pesados para llevarse la victoria. Pero, de salida, el “menosprecio” de los visitantes se tradujo en un marcador de 25-20 a favor de un Aldebarán San Sadurniño que encadenó varias acciones de mérito.


Fue un toque de atención más que evidente para un Teruel que recompuso sus líneas en torno a esos jugadores que nunca fallan, a esos que marcan diferencias, a esos contra los que poco se puede hacer. Los anfitriones siguieron en sus trece, tratando de mantener el tipo y lo cierto es que lo consiguieron durante muchos minutos, hasta que la lógica y, sobre todo, la superioridad física y calidad individual de los visitantes comenzó a imponerse. 


Creando mucha presión con el saque, el Teruel recuperó el mando del partido, lo que se tradujo primero en un empate en el marcador –ganó el segundo parcial por 21-25– y después en dos sets en los que hizo gala de todo su repertorio tanto ofensivo como defensivo para resolver el marcador en cuatro sets (1-3). 


El Intasa San Sadurniño dejó buenas sensaciones y, sobre todo, la percepción de que, por este camino, no se despedirá de la Superliga sin embolsarse algún punto más. 

El líder tuvo que echar el resto para ganar al Intasa