El Congreso rechaza la propuesta de una consulta soberanista en Cataluña

GRA379. MADRID, 08/04/2014.- Los ministros de Defensa, Justicia y Asuntos Exteriores, Pedro Morenés (i), Alberto Ruiz-Gallardón (2i) y José Manuel García Margallo (3i), aplauden la intervención del presidente del Gobiern
|

El pleno del Congreso rechazó ayer por 299 votos en contra, 47 votos a favor y una abstención, la proposición del Parlamento de Cataluña que pedía delegar en la Generalitat la competencia para convocar la consulta soberanista prevista para el 9 de noviembre. El 86% del Congreso dijo “no” a los planes de Artur Mas.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cerró ayer en el Congreso cualquier puerta a la consulta sobre una Cataluña independiente que, a su juicio, sería como “la isla de Robinson Crusoe” y enseñó el único camino legal hacia esa meta: presentar una propuesta para intentar reformar la Constitución.

Rajoy tomó la palabra en nombre del Gobierno para rechazar ante el pleno del Congreso la proposición del Parlament que reclama para la Generalitat la competencia de celebrar una consulta sobre la independencia de Cataluña.

Tras escuchar a los tres representantes del Parlamento catalán que defendieron en el hemiciclo esa solicitud, Rajoy dijo que no se puede acceder a ella porque no lo permite la Constitución ya que se trata de una competencia indelegable del Estado.

“Si este Parlamento tuviera la potestad de transferir la titularidad de todas las competencias exclusivas, estas Cortes tendrían la potestad de liquidar la Constitución y el Estado mismo sin el concurso ni la aprobación del conjunto de los españoles”, dijo.

Para Rajoy, el propósito de la consulta es inconstitucional, y de nada sirve vestir esa reclamación de “calor popular” porque, dijo, “algunas cosas no cambian con manifestaciones ni plebiscitos”.

“No es algo que podamos resolver Mas, aunque hubiera venido hoy, y yo con un café. Aunque tomáramos quinientos –precisó–, seguiría faltándonos lo que no tenemos: la potestad que la Constitución nos niega”.

El presidente del Gobierno hizo gala de su aprecio a la comunidad catalana y, dirigiéndose a los defensores de la consulta, se vanaglorió de una “vanidad”: “Tal vez yo creo en Cataluña más que ustedes”.

El Congreso rechaza la propuesta de una consulta soberanista en Cataluña